¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tras evento de La Luz del Mundo, músicos de Bellas Artes exigen renuncia de funcionarios

El recinto fue solicitado sin especificar que se trataba de un evento religioso
Exigen Renuncia de la directora del INBA por la ópera El espejo del Mundo. (Imagen:Twitter).

Luego de la presentación de la ópera El Guardián del espejo en el Palacio de Bellas Artes, que era parte de los homenajes a Naasón Joaquín García, líder de la iglesia Evangélica La Luz del Mundo, músicos del Palacio exigieron la renuncia de los funcionarios que aprobaron el evento.

Los músicos de la orquesta y el coro del teatro de Bellas Artes exigen la renuncia de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, y de Lucina Jiménez López, quien es la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), debido a que permitieron la realización del evento El espejo del mundo, ópera que se realizó en homenaje al líder evangélico Naasón Joaquín García.

Aunque cada creencia es respetable y legal en la nación, debemos recordar que se trata de un Estado laico, por lo que, cualquier evento religioso no puede realizarse en los recintos culturales del Estado, como el Palacio de Bellas Artes. Por tanto, resulta indignante para la comunidad artística que el evento se haya llevado a cabo.

Por si lo anterior fuera poco, el Coro del Teatro de Bellas Artes dijo que el tanto el 14 como el 15 de mayo les fue negada la entrada al recinto, por una supuesta falla de luz. Sin embargo, esta falla fue solucionada el 15 de mayo unas horas antes de iniciarse el evento de la iglesia evangélica.

En el concierto del programa 12 de la primera temporada del 2019, un grupo de músicos exigió la renuncia de Alejandra Frausto Guerrero y de Lucina Jiménez López. Además de ser ilegal, consideraban que el acto realizado en el Palacio de Bellas Artes era proselitista.

Por su parte, las autoridades del INBAL dijeron que ellos no tenían conocimiento de que el carácter del evento era religioso. Supuestamente, se enteraron a las 19:30 del día 17 de mayo, media hora antes de que iniciara, que se trataba de un homenaje a un líder evangélico.

La razón, dijo el INBAL en un comunicado, es que la petición para el recinto la hizo el senador del Partido Verde Ecologista de México, Rogelio Zamora Guzmán, para realizar un evento cultural sin mencionar su carácter religioso.

Hasta el momento no se han dado más informes acerca de la exigencia de renuncia por parte de las autoridades del INBAL ni se emitido comentario alguno por parte del senador o las autoridades culturales federales.

Con información de: El Universal