65 años de prisión por violación y corrupción de menores al sacerdote Luis Esteban Zavala

El cura fue encontrado culpable de los crímenes que se le imputaban
(Imagen: Twitter)

Luis Esteban Zavala Rodríguez, sacerdote católico, ha sido sentenciado a 65 años y tres meses de cárcel. Fue encontrado culpable por los delitos de violación espuria calificada y corrupción de menores.

En declaraciones para medios de comunicación de Guanajuato, recogidas por AM, la abogada Dalia Ramírez, quien defendió la causa de la menor afectada dio a conocer la condena en contra del sacerdote:

“Obtuvimos afortunadamente la sentencia en contra del sacerdote Luis Esteban a 65 años y 3 meses en prisión, esto es la sumatoria de dos eventos de espuria calificada y de corrupción de menores en la modalidad de enviar fotografías de sus partes pudendas a la menor y someterla a actos de corrupción.”

A las afueras del Templo de la Soledad en Irapuato, la abogada también defendió que el cura tendrá que pagar una multa de 61 mil pesos por concepto de reparación de daños. Asimismo, tendrá que pagar reparación 15 mil pesos a la madre de la menor y 30 mil pesos a la menor afectada por daño moral.

(Imagen: Twitter)

El sacerdote había sido detenido el 6 de agosto de 2019 y enfrentó el proceso en su contra en prisión.

Zavala Rodríguez puede apelar la sentencia, aunque la abogada defensora dijo que de haber más casos en su contra, serán denunciados ante el Ministerio Público.

Amenazas contra la víctima

La abogada reveló que tanto la víctima como ella fueron amenazadas:

“Ha sido difícil y ha tenido represalias y tan es así que hemos presentado dos querellas por el delito de amenazas, uno en contra de la señora y la menor y otra en contra mía, ya que hemos sido hostigadas, y perseguidas.”

Señaló recibieron llamadas en las que las amenazaron de muerte si continuaban con el juicio contra el sacerdote. Sin embargo, no se amedrentaron y prosiguieron hasta el final.

Diócesis: “Tenemos compromiso con el respeto y la protección de cualquier persona”

En un comunicado, la Diócesis de Irapuato dio a conocer su postura ante la condena del sacerdote en un comunicado.

“Manifestamos que, como Iglesia Diocesana de Irapuato, tanto en el caso del P. Luis Esteban como en cualquier otro que pudiera presentarse, hemos estado siempre dispuestos a colaborar con las autoridades correspondientes, a fin de llegar a una decisión justa, basada también en la verdad, sin encubrir a nadie, y sin tratar de manipular o coartar la libertad de nadie, ni con amenazas ni de algún otro modo.”

En el mismo tenor, manifestaron su “compromiso con el respeto y la protección de cualquier persona”, así como el “compromiso de transparencia y tolerancia cero.

También conminaron a la denuncia de este tipo de delitos. Aunque matizaron: “no con especulaciones sino con las formalidades legales y ante las autoridades competentes.”

Publicidad