20 años de prisión para actor de Viacrucis que violó a su hija

Salas Martínez pasó de ser Cristo en el Viacrucis a pasar 20 años en cárcel por violación.

Un auténtico lobo con piel de cordero: Ahora mismo, no pocas personas en Aguascalientes se preguntan cómo pudieron no percatarse de que un violador actuó como el mismo Cristo en el Viacrucis del 2016.

Esta semana se sentenció a Ricardo Salas Martínez a 20 años y tres meses de presión. Su delito es ominoso: violó a su propia hija de ocho meses de edad. Los hechos ocurrieron en agosto del año pasado. Reciente padre de familia, era respetado en su comunidad tras haber desempeñado un solvente papel como Jesucristo en el Viacrucis de su municipio. (Vía: El Universal)

Por fortuna, la justicia no debe fijarse en la fama sino en los hechos: con 25 años fue juzgado culpable en un juicio oral.

La bebé tenía ocho meses en el momento del delito. En palabras de la madre de la niña, ella había salido de casa cuando el culpable aprovechó para cometer su delito. Fue al volver a su domicilio, que la madre notó el exacerbado llanto de la hija. El llanto vino acompañado de sangre. (Vía: Sin Embargo)

Ricardo Salas desde ese momento quiso minimizar el hecho y alegó que la bebé se había caído. A pesar de la negativa de su marido, la madre llevó a su recién nacida a urgencias. Fue ahí que los médicos detectaron abuso sexual y, de paso, dieron aviso a las autoridades de Aguascalientes, quienes a su vez detuvieron al entonces sospechoso.

Para muchos, los veinte años que pasará en la cárcel son muy poco a comparación del daño cometido a su propia hija. La víctima, por su parte, aún no es consciente de los hechos y su vida ya está marcada por el incidente.

¿Qué pensarán ahora los que vieron a Salas Martínez en la cruz durante el Viacrucis del 2016? Un auténtico lobo con piel de cordero.