Marta Lamas responde sobre coloquio de feminismo en la UNAM

Actualización 3 de octubre 20:30

Verne logró localizar a la investigadora Marta Lamas quien en entrevista afirmó que fue, “una provocación, un guiño, algo divertido, lúdico y creativo para mostrar que también hay hombres que han seguido mi trabajo y el pensamiento y lucha feminista”. (Vía: Verne)

Afirmación que es real, muchos hombres estudian los postulados feministas, la pregunta es si ese detalle cuestiona su machismo (intelectual).

La etnóloga expresó que el coloquio en principio sería un homenaje por sus 70 años de vida y 48 años de investigación sobre feminismo y sociedad. Supuso que un tributo tradicional no tendría impacto.

“La idea era hacer algo distinto e interesante pero que fuera público y que otras feministas vean que los hombres que se han vinculado con mi pensamiento y acción“, expresó Lamas vía telefónica.

 

Ahora bien, en necesario apuntar que el feminismo de Marta Lamas no es el único, entonces queda pendiente organizar foros con distintos feminismos ¿no? o en su defecto, asistir a ellos.  Agregó que como lleva media siglo hablando solamente con mujeres,  la idea era que, “las demás feministas oyeran y compartieran lo que es una experiencia con hombres aliados, amigos y comprometidos con la lucha”.

Finalmente dijo que la propuesta apelaba a que la gente fuera y que no dijera, “qué hueva, lo mismo de siempre”.

La realidad es que a las actividades académicas sólo va la comunidad de académicas y académicos, la realidad es que en cada grupo debe existir la autocrítica y sobretodo la actualización sobre las teorías y prácticas que se estudian.

***

La Coordinación de Humanidades de la UNAM ha organizado un coloquio sobre feminismo, derecho y mercado sin invitar a mujeres, porque qué van a estar sabiendo ellas de feminismo: quizá porque no hay mujeres tan feministas como ellos, o porque siempre habrá un académico para explicarnos todo: hasta el feminismo.

En su lugar, organizaron un club de Toby académico dividido en dos mesas, ¿y quién creen que está en la primera mesa?, nuestro machoprogre favorito: Jenaro Villamil. Sí, el mismo que a huevo(s) quería marchar con el contingente separatista de mujeres feministas. 

Las críticas en redes sociales no se hicieron esperar, pues en medio de un mundo académico en el que también hay acoso y violencia de género, nos preguntamos ¿por qué los organizadores no invitaron a una mujer feminista para hablar de feminismo?, ¿necesitamos de más mansplaining académico otra vez? 

Para que quede más claro, es como si supremacistas blancos organizaran un mesa sobre discriminación a la comunidad afroamericana, o si los directores de mineras se juntaran a discutir sobre el despojo de comunidades indígenas en una comunidad indígena despojada.

Hasta el momento la crítica sólo se ha dado vía Twitter y los organizadores del coloquio no han emitido una postura al respecto, además de la expresada en su programa: “los hombres, una vez más, nos sentimos con el deber de explicarle a todas y todos”. 

Por si fuera poco (por si, más bien, hubiera algo más que señalar en la larga lista de bestialidades en este coloquio), quisieron hacer un “juego” metonímico: “Marta Lamas en diálogo con XY”, es decir, con los cromosomas que “otorgan” el sexo masculino… pero no el género. Y, vaya, si la cosa es hablar de feminismo y los organizadores ni siquiera son capaces de hacer la diferencia entre sexo y género, pues qué más podemos esperar…

El coloquio que lleva por nombre “Martha Lamas en diálogo con XY” no tiene nada diálogo, pues en el programa tampoco figura la investigadora a quien ya de perdida hubieran invitado.