Tortura en un centro juvenil de Australia

Todas las imágenes pertenecen al centro de detención Don Dale, que fue clausurado en 2015. Aunque el centro ya fue clausurado, los horrores que albergaba apenas salieron a la luz en un documental del canal ABC llamado Four Corners.

Un canal de televisión en Australia difundió imágenes perturbadoras de un centro de detención juvenil, que recluía a niños de 10 a 17 años.

Las fotos y videos muestran a menores desnudos, lastimados y encadenados. Todas las imágenes pertenecen al centro de detención Don Dale, que fue clausurado en 2015. Aunque este centro ya cerró, los horrores que albergaba apenas salieron a la luz en un documental transmitido por el canal ABC llamado Four Corners.

Lo que visibiliza este trabajo es la posible cultura institucionalizada y sistemática de abuso en los centros penitenciarios del norte de Australia. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que lo que se ve en las imágenes difundidas se considera como tortura.

Ante la inquietud y el horror de los australianos, el primer ministro, Malcolm Turnbull, anunció que se abrirá una investigación exhaustiva que indague cómo este centro pudo operar así durante tantos años y que, en general, indague sobre el tratamiento que reciben los jóvenes en los centros de detención australianos.

“Al igual que todos los australianos, estoy profundamente conmocionado, consternado y horrorizado, por las imágenes de los malos tratos en el centro Don Dale”, dijo Turnbull. (Vía BBC)

Una de las imágenes que más ha circulado y causado indignación en las redes, es la de un joven adolescente con el cuello atado a una silla y la cabeza cubierta por una bolsa de tela.

Ahora el deber del gobierno australiano es determinar si existe o no una sistematización de la tortura en este tipo de instituciones y no solamente en el centro Don Dale. Otra de las consecuencias que tuvo la difusión de estas imágenes fue la destitución automática del ministro de Servicios Penitenciarios del Territorio Norte, John Elferink. 

Los aborígenes representan un alto porcentaje de la población del norte de Australia. De hecho, el 96% de los internos en Don Dale eran indígenas y muchos padecieron condiciones de abandono y conflictos familiares.

Los aborígenes de entre 10 y 17 años de edad representan 59 por ciento de la población carcelaria en Australia, un país de 23 millones de habitantes, de los cuales unos 450 mil son aborígenes, según datos de Amnistía Internacional.

Por eso es preocupante que situaciones y prácticas como esta puedan pasar desapercibidas o dependan de un documental para ser investigadas.