Investigación revela actos de corrupción de Telefónica México, la compañía lo niega

De acuerdo con El Confidencial, la empresa Telefónica, dueña de Movistar en México, despidió a directores de área después de que se detectaran sobornos a alcaldes y gobernadores para colocar torres de radiocomunicación.

No obstante, Telefónica México descartó haber despedido a ejecutivos en el país. “Ningún directivo ha salido de la organización por prácticas atribuibles a corrupción o sobornos de ningún tipo a ninguna autoridad mexicana”. (Vía: El Financiero)

Oficinas de Telefónica en México. Vía: Twitter

Según el diario español, la empresa española habría tomado la decisión de despedir a sus directivos en México después de recibir denuncias sobre actividades ilícitas.

Tanto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como la Securities Exchange Comission (SEC) de Estados Unidos estarían al tanto de los actos de corrupción dentro de la empresa.

“Directivos de Telefónica pagaban sobornos a alcaldes y gobernadores de varios estados de México para poder instalar sus torres de transmisión. Una infraestructura necesaria para poder llegar a un número mayor de clientes y hacer frente a sus principales competidores. A cambio del pago de una comisión, obtenían la licencia. Otras fuentes indican que el fraude partía de las autoridades locales, que pedían a la empresa que pasara por caja de forma ilegal para poder levantar sus postes en sus territorios”, señaló el periodista Agustín Marco.

La investigación de Marco revela que México es uno de los países en los que la empresa Telefónica había tenido problemas para operar y competir contra AT&T y América Móvil, esta última propiedad de Carlos Slim.

Tan solo en noviembre del año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le impuso a Telefónica una tarifa de 0.3 pesos por cada minuto de llamada, debido a que la compañía usa la red de América Móvil.

Desde 2015, Telefónica tiene una política anticorrupción que prohíbe el soborno, así como la ‘aceptación u ofrecimiento de regalos o invitaciones‘. Los empleados tampoco tendrían permitido entregar objetos de valor tangible o intangible ‘a cualquier funcionario público o electo, agente, empleado o persona que actúe en nombre de un gobierno nacional’. (Vía: El Confidencial)

Por: Redacción PA.