Rivera reciclará vestido para el Grito, por austeridad

La primera dama reutilizará un vestido para el Grito de Independencia por austeridad.

Ante el panorama económico que enfrenta el país,  Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia, anunció un plan de “austeridad” para las celebraciones del Grito de Independencia. 

¿Qué recortes tendrán que “padecer” los asistentes a la celebración en el Palacio Nacional? En primer lugar, no habrá cena especial posterior al Grito para los invitados del presidente :

“Si estamos haciendo un recorte presupuestal, sería el colmo que la presidencia no cuide esos detalles”, dijo Sánchez en entrevista con Carlos Loret de Mola (Vía: Animal Político).

Otro enorme sacrificio por parte de la familia presidencial para contribuir a este “apretarse el cinturón” del que Enrique Peña Nieto habló hace días, es el que hará la primera dama, Angélica Rivera, quien anunció que no estrenará vestido para la ceremonia del Grito.

Podrá sonar surrealista, pero recordemos que en la celebración del 15 de septiembre de 2014, Rivera portó un vestido Óscar de la Renta valuado en 90 mil pesos. Este mismo año el equipo de investigaciones especiales de Carmen Aristegui hiciera pública la existencia de la “Casa Blanca”. De acuerdo con las declaraciones de la presidencia, el inmueble le pertenecía a Angélica Rivera, pero que estaba a nombre de Grupo Higa, constructora con la que el Gobierno Federal tiene contratos millonarios. Tampoco podemos olvidar que hace semanas el diario británico The Guardian reveló que la primera dama utilizaba un departamento de lujo en Miami de otra empresa que tiene contratos con el gobierno (como aquí te contamos).

No sabemos qué pensar ante dicho “gesto”. El hecho de que Rivera quiera hacer algo por mejorar su imagen luego de que, en repetidas ocasiones, se ha revelado la constante dilapidación de dinero público invertido en su guardarropa, en viajes y en propiedades, para muchos resulta ofensivo. 

El desplante de austeridad de Angélica Rivera será el de reutilizar un vestido de gala diseñado por Benito Santos que llevó a una cena con los Reyes de España:

“Usaré este vestido azul de Benito Santos, que ha sido muy admirado en el extranjero por el trabajo tan bello. Es una pieza única del talento de nuestro país y un hermoso diseño, bordado por manos mexicanas. Este vestido lo llevé con mucho orgullo en 2014 y lo portaré con el mismo orgullo aquí para esta noche tan especial”, comentó Rivera de Peña (Vía Quien).

 ¿Deberíamos estar agradecidos o indignados por el “sacrificio” de la presidencia?