Deschamps construye mansión de 6.4 mdp; Meade le otorga reconocimiento por ‘su trabajo’

Carlos Romero Deschamps, líder vitalicio del sindicato petrolero, está construyendo una mansión en Acapulco, Guerrero, con un valor aproximado de 6.4 millones de dólares. (Vía: Animal Político)

Esto alcanzaría para comprar aproximadamente unos 6 millones 592 mil litros de gasolina premium, que podría llenar el tanque de 164 mil 800 autos sedan.

La mansión está siendo construida en la región de Las Brisas, una zona habitacional exclusiva que da directo a la playa principal de esta zona, en plena campaña electoral, mientras él es senador de la República y el PRI enfrenta una de sus peores crisis en la historia.

Romero Deschamps ya había adquirido una residencia de aproximadamente 4 millones de dólares, que fue derribada porque al líder sindical no le gustaba mucho y por eso construye esta, a su gusto.

El sindicato petrolero ha estado dominado por este personaje durante 40 años, en los que ha sido una muestra clara del uso de los recursos sindicales y públicos por funcionarios del PRI.

https://www.youtube.com/watch?v=LjlPHFFxsdw

Así mismo, fue reconocido por José Antonio Meade en su evento en Tabasco, dándole reflectores por su labor al frente de la representación de los trabajos petroleros. (Vía: Excélsior)

Aludió a que su trabajo le ha dado seguridad a los trabajadores en las peores crisis que ha enfrentado Pemex, la única empresa petrolera de México.

Esto contrasta con el discurso que lleva Meade y la renovación del partido, que se quiere centrar en sus nuevas figuras como una lucha contra la corrupción que engendró el mismo partido.

La figura que representa Romero Deschamps y los priístas clásicos son una carga que lleva Meade y que lo ha relegado al tercer lugar de esta contienda, en donde el resentimiento contra las administraciones pasadas está al frente, con el discurso de renovación de Anaya y AMLO.

El voto que pretende captar Meade es el del sindicato, apoyado o mandado por Romero Deschamps, una estrategia priísta vieja, que no corresponde a las aspiraciones de la campaña actual.

La falta de congruencia en la campaña, a pesar del buen o mal candidato que sea Pepe Meade, es un problema que representa bien los vicios de un partido que se afianzó en el poder político durante casi un siglo en México.

Los excesos con los que vive Romero Deschamps, y otros funcionarios priístas y otros líderes sindicales, son cada vez más expuestos y cuestionados, dejando abierta la posibilidad de modificarlos, aunque en las otras dos plataformas electorales también existen ejemplos, como el de Napoleón Gómez Urrutia.