Se declara extinto al puma del este de Norteamérica

El puma del este de Norteamérica ha sido declarado extinto luego de no haberse registrado ninguna avistamiento desde 1938. Esta subespecie de puma había llegado a los registros especies en peligro de extinción en 1973 y desde el 2015 se esperaba una resolución sobre si debía ya considerarse extinto. (Vía: Milenio)

Actualmente, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos desecha que pueda existir un ejemplar no detectado de esta especie en la actualidad. Este felino era habitante de la región de Norteamérica que va de Québec en Canadá hasta Kentucky en Estados Unidos. Como otras especies cazadoras, el puma del este de Norteamérica se extinguió tras ser casado durante generaciones por ser una amenaza al ganado.

La población de esta subespecie de puma empezó mermar desde que arribaron los colonizadores ingleses a las costas norteamericanas. Eso sí: no hay que confundir este subespecie con el resto de ellas que habitan en Norteamérica. Contrario a lo que algunos medios sugirieron, en México no ha desaparecido el puma, aunque eso no quiere decir que no se encuentre amenazado.

En el caso del puma, la destrucción del hábitat suele ser un factor decisivo en su vulnearabilidad; estos animales requieren grandes extensiones de terreno. La caza, ya sea con pretextos económicos o por mero divertimento, también influye en su pérdida. (La Vanguardia)

Curiosamente, Canadá y Estados Unidos, los dos países que comparten este actual pérdida, son los dos únicos países del continente entero donde se permitía la caza deportiva del puma (aunque bajo circunstancias especiales).