¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Habemus jurisprudencia, ¿y para cuando la mota legal?

Imagen: Especial

La legalización del cannabis en México era algo que se asomaba en el horizonte de la opinión pública desde hace algunos años, pero esto se aceleró con la llegada al poder de López Obrador; sobre todo porque su titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, es una de las principales impulsoras de la legalización para fines recreativos y terapéuticos. Esto, como parte de la estrategia de seguridad y pacificación del país.

De ese modo, al día siguiente de la victoria de AMLO, ya veíamos a Sánchez Cordero hablando sobre una ley para despenalizar la marihuana. En noviembre se presentó la Iniciativa para la Regulación y Control de Cannabis. A esto se debe sumar el quinto amparo para el consumo legal de la marihuana en octubre, con el cual se generó jurisprudencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin embargo, estos avances no significan que uno pueda prender un churro tranquilamente el día de hoy.

¿Entonces para cuando vamos a tener mota legal en el país?

Zara Snapp, del grupo Regulación por la Paz, apuntó a Plumas Atómicas que se espera que el Poder Legislativo resuelva para el próximo semestre la aprobación de la iniciativa presentada por Olga Sánchez Cordero, aunque todavía queda mucho por hacer.

La politóloga e integrante de este grupo, conformado tras el 1 de julio y que estuvo involucrado en la realización de la iniciativa, señaló que hay algunos asuntos que quedan pendientes para resolver.

“Buscamos no sólo algo que genere recursos para el estado y el sector privado, sino que impulsa la justicia social, que hace un reconocimiento de todo el daño de la prohibición e intenta reparar el daño”, declaró Snapp.

La idea detrás de este reconocimiento tiene como propósito, entre otras cosas, poner fin a la constante discriminación contra personas con antecedentes penales. Esto también se sumaría al esfuerzo para acabar con detenciones por delitos como posesión y prevenir la corrupción.

Sobre esto, Snapp refirió al investigador Carl Hart, neurocientífico y psicólogo de la Universidad de Columbia. Hart apunta que detrás de la legalización lo importante no es si la gente consume más o menos, sino cómo impacta en materia de seguridad.

“La cuestión importante es ‘¿qué ha pasado con los arrestos?’. Y lo que ha sucedido en los estados [de EE.UU.] en los cuales el cannabis es legal es que los arrestos han disminuido drásticamente, y eso ha tenido un gran impacto positivo”, declaró Hart a la revista española Cáñamo.

Snapp agregó que también se está tratando de resolver que los impuestos sí sean destinados a asuntos de prevención, tratamiento y reparación de daños, como esfuerzos de búsqueda de desaparecidos. El punto detrás de estos impuestos es que los mismos consumidores estén involucrados de alguna manera en el proceso de pacificación que conlleva la despenalización.

Zara Snapp, promotora de la despenalización de la marihuana. También ganó uno de los cinco amparos para el consumo lúdico del cannabis. Imagen: Twitter

También está el objetivo de eliminar el padrón que contempla la iniciativa de Sánchez Cordero. Esto se debe a que en Uruguay este tipo de medidas no han funcionado y Snapp asegura que debería ser un registro con los dispensarios, no con los consumidores.

El debate sobre la legalización de esta droga ha sido tomado públicamente principalmente por Morena a través de Sánchez Cordero. Sin embargo, Snapp agrega que hay más partidos interesados en que la despenalización.

Actualmente, las cámaras legislativas no están en sesión, pero Regulación por la Paz, señala Snapp, espera que podamos ver esta iniciativa convertida en ley a inicios del 2019, antes de que acabe la próxima legislatura.

Por Esteban González de León (@PebitoYuka)