¿Cómo cultivar, producir y consumir marihuana legalmente en México?

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya dio su primer amparo a tres personas para cultivar, producir y consumir de manera lúdica la marihuana, y los quejosos están muy contentos.

Esta resolución de la SCJN, la cual estuvo a cargo del Ministro José Fernando Franco González Salas, ahora permite que Zara Snapp, María Teresa Autrique y Fernando Ramos puedan hacer prácticamente todo con el cannabis, desde comprar las semillas para cultivar, hasta fumarla, sin embargo, no se genera jurisprudencia, pues no se suma a los otros tres amparos que ya había otorgado la Primera Sala de la SCJN. Es decir, son tres amparos y uno a parte en la Segunda, y para generar jurisprudencia se necesitan cinco casos.

Los quejosos que ganaron el amparo. Foto: Tomada de Twitter

Este caso, el cual es un primer precedente, no fue una batalla legal corta, pues habría comenzado en 2015, justo en el marco del primer amparo que ganó la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), explicó Zara Snapp, politóloga, a Plumas Atómicas.

“Nosotros metimos la solicitud a Cofepris justo después de que ganaron el amparo de SMART, noviembre de 2015, y fue con el mismo abogado, Andrés Aguinaco, que había llevado el caso de SMART. Entonces, él reunió a varios de nosotros, que llevamos tiempo trabajando estos temas y nos dijo: ‘¿quieren meter un amparo?'”, relató Snapp.

La Cofepris negó la solicitud de Snapp, Autrique y Ramos para el cultivo, producción y consumo de la marihuana y fue cuando presentaron un amparo contra esta negativa. Un juez administrativo les dio la razón al reconocer el caso de SMART.

El caso de SMART, explica Snapp, sí fue un precedente, pero en esa ocasión no se resolvió qué iba a pasar con las semillas, pues estas son ilegales en México. Esto es lo relevante del primer amparo de la Segunda Sala: aborda el tema de las semillas.

Foto: Tomada de Twitter

En la Sala, ordenaron que la Cofepris debe entregarle ahora las semillas a los quejosos para que puedan cultivar la droga para poder ejercer sus derechos.

“Nos quedamos muy sorprendidos, con que hubo cuatro ministros en la sala y cuatro ministros votaron a favor”, dijo Snapp.

De acuerdo con el proyecto de amparo, los derechos que estaban siendo vulnerables con la negativa de la Cofepris eran los siguientes: derecho a la identidad personal, al pluralismo, a la propia imagen, al libre desarrollo de la personalidad, a la disposición de la salud personal, a la autodeterminación de la salud personal, a la autodeterminación corporal y personal y a la libertad individual.

“La parte de identidad para mí sí fue muy interesante en este proyecto, porque también yo siento que reconoce que en México existe la producción, existen semillas, existe la genética necesaria y que el cannabis ha formado parte de este país”, comentó.

Toda la parte cultural que hay en torno a la marihuana es una que no se ha reconocido y con este fallo se empieza, señaló. Además, en la SCJN se hizo un balance importante: se resaltó que los daños a la salud de la marihuana no se equiparan con los daños que ha dejado la prohibición.

Proyecto de amparo revisado. Foto: Tomada de SCJN

Este balance es algo que Snapp y tantos más han querido resaltar por la lucha contra las drogas, al mismo tiempo que no se ha registrado ni un solo caso de muerte por consumo del cannabis.

Medina Mora, explicó Snapp, puso mucho énfasis en que a ellos no les toca hacer políticas públicas, es un trabajo que le corresponde al Poder Legislativo. Ya veremos cómo avanza el tema de la legalización en el país, una medida alternativa que ha sido sugerida con insistencia, en lugar de la vía punitiva.