OCDE: México es el último país en acceso universitario, sólo 2 de cada 10 estudian una carrera

En el Panorama de la Educación 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el último lugar entre los países miembros en dar acceso a la educación superior a las personas mayores de veinticinco años de edad.

Muy por debajo del promedio de la OCDE, del 37% de adultos con títulos universitarios, en México tan solo dos de cada diez adultos tuvo la oportunidad de estudiar una carrera universitaria, al mismo tiempo que sigue siendo uno de los países (el octavo, de hecho) con más jóvenes que no tienen oportunidades laborales ni educativas: casi un cuarto de la población de entre 18 y 24 años. (Vía: El Universal)

 

Este número se ha incrementado: en 2016 era el 22.1%, ahora es del 23.2%, aunque está por debajo de países como Turquía, Italia,  Costa Rica, Colombia, Grecia y España, todos en ellos en proceso de estabilización después de crisis económicas profundas.

Según la OCDE, este porcentaje tan alto de jóvenes desocupados tiene una correlación con los resultados de la prueba PISA: a menos aprovechamiento, mayor porcentaje de jóvenes sin empleo ni educación.

México sigue siendo uno de los países de la organización que menos invierte en la educación de sus jóvenes, a pesar de que tiene uno de los presupuestos para educación más grandes (en relación al porcentaje de su Producto Interno Bruto), sin embargo, la cantidad destinada a cada alumno está por debajo de países como Argentina, Brasil y Chile.

Como siempre pasa, las autoridades van a encontrar la forma de ver los blanquitos en el frijol: a pesar de que los resultados del Panorama de la Educación 2017 de la OCDE no reflejan nada bueno para México, la Secretaría de Educación Pública (SEP) logró señalar con marcatexto unas cuantas noticias buenas (que sí, de hecho, son bastante buenas):

  • Se incrementó en un año la matrícula de educación preescolar en un 90%
  • A pesar de ser de los peores países para dar acceso a la educación universitaria, el porcentaje de esos poquísimos que logran entrar lo hacen en grandes números al campo de las ciencias (cerca del 32%)
  • Se pasó de un 15% a más del 30% el incremento en la matrícula de estudios técnicos (Vía: El Universal)

Por alguna razón (y no le queda claro muy bien a nadie), la SEP insiste en que esos tres puntos positivos son gracias la reforma educativa y al “nuevo modelo educativo”… el que los niños y jóvenes que sufrieron el cambio de programa sigan en la escuela, al parecer, no es impedimento de nada para la SEP…

El dato curioso internacional sin duda lo da Chile: el único país en la OCDE en el que las universidades públicas son más caras que las privadas… porque “liberalización”.