Moreno Valle nombró fiscal a modo en Puebla y Anaya lo avaló

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, se encuentra en una guerra particular contra miembros de su partido, así como contra el gobierno federal. El primer frente lo abrió porque quiere, a toda costa, saltar de la presidencia del partido a la candidatura presidencial del PAN para 2018 y, el segundo, como respuesta a los ataques que recibió en relación a sus bienes, sus empresas y sus propiedades, los cuales atribuyó directamente a la administración de Peña Nieto.

Esta guerra particular la llevó directamente al congreso, en primer lugar contra los calderonistas del grupo parlamentario del PAN en el Senado, Ernesto Cordero y Javier Lozano. En segundo lugar, arremetió contra el grupo parlamentario del PRI, específicamente respecto a la aplicación del pase automático de Raúl Cervantes de la PGR a la nueva Fiscalía General de la República.

El discurso de Anaya contra el “fiscal carnal” es muy claro; ha señalado que es un problema que se nombre a un fiscal transexenal que sea cercano al PRI y al presidente Peña, dice, que esto es una jugada para cubrirle la espalda a esta administración. El argumento de Anaya es verdadero, en efecto es bastante problemático el nombramiento de Cervantes en la fiscalía general, sin embargo, resulta contradictorio que Anaya guarde silencio ante acciones similares de miembros de su partido.

Nos referimos específicamente al caso de Rafael Moreno Valle, quien nombró un fiscal general a modo en el estado de Puebla con el aval de los legisladores panistas en el congreso estatal, quienes en su totalidad votaron a favor de que el gobernador designara al fiscal. En este caso, la dirigencia nacional del PAN no evitó que sus diputados locales votaran en contra de esta designación.

Esta designación se llevó a cabo en 2015, cuando Moreno Valle colocó a Victor Carrancá, un hombre cercano a él, como procurador del estado. Dicho nombramiento permitió que Carrancá llegara a fiscal general del estado por pase automático, es decir, estamos ante un “fiscal carnal” en el estado de Puebla.

De hecho, todo lo que Anaya está criticando actualmente lo permitió en su momento en el caso de Moreno Valle. El gobernador nombró un fiscal a modo para que le cubra las espaldas, será un fiscal transexenal y cercano al ex gobernador; exactamente lo mismo que critican de Raúl Cervantes y su cercanía al presidente Peña.

Pero eso no es todo, según declaraciones del senador Javier Lozano, Anaya votó a favor del pase automático cuando se discutió la ley anticorrupción en el congreso. Hay que recordar que el ahora presidente del PAN, era en ese tiempo presidente de la Cámara de Diputados. (Vía: Sin Embargo)