Venderán bienes del tesorero de Humberto Moreira; Estados Unidos se quedará el dinero

Siete meses después de que Humberto Moreira dejó el cargo de gobernador de Coahuila, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) inició una investigación de su administración, ya que el estado de Coahuila se había endeudado por más de 30 mil millones de pesos. Héctor Javier Villareal, quien estaba al frente del Sistema de Administración de Coahuila (SATEC), fue detenido por contratar de manera irregular varios créditos bancarios, utilizando documentación falsa.

En Estado Unidos está acusado de usar fondos públicos para comprar bienes raíces. Por lo que un juez dictaminó que el gobierno de Estados Unidos podía tomar control de sus propiedades. El diario San Antonio Express informó que el próximo jueves se subastará la primera propiedad. Sin embargo, el gobierno mexicano no ha hecho ninguna solicitud para que el dinero incautado durante el proceso le sea devuelto.

A principios de año, un juez concluyó que los bienes del ex-tesorero de Humberto Moreira fueron adquiridos con dinero robado a los contribuyentes de Coahuila. Por esa razón, les dio control a los fiscales federales para que pudieran subastar estas propiedades al norte de San Antonio y en el Valle de Río Grande. Los fiscales sostienen que fueron adquiridas con un soborno masivo realizado por funcionarios del gobierno de Coahuila, durante la administración de Moreira.

El 30 de abril de 2014 anunció el proceso de Raúl González Treviño, por mover fondos de cuenta del gobierno estatal. El empresario se declaró culpable e hizo un acuerdo con la fiscalía. Señaló a varios funcionarios y afirmó que Moreira era el máximo responsable del saqueo del presupuesto público. De acuerdo a su declaración, desde principios del 2006, el ex-gobernador tomó fondos públicos para asuntos personales. Admitió que era parte de una red de que robaba dinero del presupuesto estatal y lo lavaba en Texas.

En el caso de Javier Villareal Hernández, ex-tesorero de Coahuila, enfrenta cargos por fraude, malversación de fondos públicos, soborno y otras actividades ilícitas. Su familia insiste en que fue “sacrificado” por Humberto Moreira, para no tener que enfrentar el robo de millones de pesos del erario público durante su administración. El diario San Antonio Express ha revelado el valor de las propiedades adquiridas con recursos de dudosa procedencia:

“(los) registros de propiedad en Bexar y Cameron muestran que el Gobierno de Estados Unidos posee propiedades ligadas a un ex oficial del estado, incluyendo una farmacia del lado norte y un condominio en South Padre Island, valorada en casi 37 millones… La primera propiedad que saldrá a la venta el jueves se ubica en North Point Retail Center at U.S. 281 and Redland Drive y está valorada en 8.6 millones de dólares.” (Vía Sin Embargo)

En el proceso que se sigue contra Villareal, la fiscalía norteamericana le ha confiscado más de 10 millones de dólares. Sólo se le permitió conservar una casa que está a nombre de su madre y una estación de servicios que se encuentra en Brownsville.

“… los Estados Unidos se han apoderado de 1.2 millones de dólares de una cuenta bancaria para una de las compañías del Villarreal y 2.3 millones en una cuenta bancaria offshore que los fiscales alegan fue escondido allí por Villarreal y el ex Gobernador interino de Coahuila, Jorge Juan Torres”. (Vía Sin Embargo)

A pesar de estas pruebas, la Procuraduría General de Justicia de Coahuila (PGJ), afirma que no hubo desvío de recursos ni se saqueó del erario público. De acuerdo al subprocurador ministerial, Norberto Ontiveros Leza, lo único que se pudo acreditar fue la contratación ilegal de deuda. Todas las denuncias que interpusieron la Auditoria Superior del Estado, la Secretaría de Fiscalización y el Congreso del Estado, ya se han dado por concluidas.

“No aparece ninguna transacción del Gobierno del Estado a un particular o a una tercera persona. Ni tampoco hubo menoscabo patrimonial, de acuerdo con las indagatorias, como son los peritajes contables… No tenemos ningún medio de prueba que acredite el desvío de recursos. Hay averiguaciones abiertas y otras que concluyeron, en ninguna se establece desvío.” (Vía El Sol de Torreón)

Durante la administración de Humberto Moreira, de acuerdo a los indicadores de la SHCP, la deuda pública del estado aumentó de 323 millones de pesos a 36 mil 509 millones de pesos; es decir, en sólo seis años la deuda es 112 veces más grande. Sin embargo, el gobierno de México no ha presentado ninguna solicitud para que le sea devuelto este dinero. En vez de eso, lo que obtenga de la venta de los bienes confiscados, lo conservará el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en un fondo de confiscación.

“El dinero puede ser usado para el pago de los costes para las convulsiones, los honorarios para la subasta de las propiedades y la formación, y puede ser compartida con otras agencias de investigación, directrices del Estado federal. El Gobierno mexicano aún puede solicitar la devolución del dinero” (Vía San Antonio Express)

En 2013, el senador presentó una petición en un tribunal federal en Corpus Christi para tratar de recuperar 2 millones de dólares de una cuenta bancaria vinculada a Villareal. Pero la fiscalía respondió que sólo devolvería el dinero si el gobierno mexicano presentaba una solicitud formal, la cual no se ha presentado todavía.

Publicidad