Una marcha, un Grito y un presidente nervioso

¿A qué le tiene miedo Peña Nieto?

Enrique Peña Nieto dio su cuarto Grito de Independencia para conmemorar el inicio de la lucha que en 1810 inició Miguel Hidalgo. Fue una de las ceremonias más breves que ha dado un presidente (no duró más de medio minuto), también una de las más apagadas.

El presidente del ejecutivo salió al balcón del Palacio Nacional, ante un zócalo aparentemente lleno pero notoriamente desanimado.

Recordemos que ayer, horas antes de la ceremonia del Grito, más de 4 mil personas marcharon para exigir la renuncia de Peña Nieto. Esta protesta fue una convocatoria ciudadana hecha a través de las redes sociales bajo los hashtags #RenunciaYa y #MotivosSobran.

Los manifestantes, entre ellos padres y madres de familia, niños, ancianos y estudiantes, salieron del Ángel de la Independencia cerca de las 17:30 horas rumbo al Zócalo capitalino.

Sin embargo, nadie pudo llegar al Zócalo, ni siquiera acercarse. Sobre avenida Juárez, desde la altura del Palacio de Bellas Artes hasta el Eje Central, había desplegado un cinturón de seguridad compuesto por granaderos y elementos de seguridad de tránsito que hicieron imposible que la marcha se abriera paso.

Llegar al Zócalo parecía imposible. Por eso sorprende que, en la transmisión en vivo del Grito, viéramos una explanada abarrotada de personas. ¿De dónde salieron?

Algunos ciudadanos y activistas reportaron haber visto camiones que transportaban gente al Zócalo, los famosos acarreados que tanto han caracterizado al priísmo en México

La celebración, supuestamente pública, estuvo marcada por la presencia de gran cantidad de elementos de seguridad, a las que sólo tuvieron acceso algunos cuantos.

A cada grito de “Viva México” se escuchaba una débil respuesta, y un esporádico “Vete” y “Renuncia Ya”, entre algunos de los asistentes. Enrique Peña Nieto es el presidente con la aprobación ciudadana más baja desde 1994. Esto ayer se vio claramente reflejado, incluso en la premura que tanto él como la primera dama, Angélica Rivera, demostraron en su recorrido hacia el balcón de Palacio Nacional.

¿A qué le teme el presidente de la República? ¿Por qué hace visible su nerviosismo en un contexto que debería ser celebratorio?