Desde el 7 de mayo, transportistas tienen detenida construcción del NAIM

Desde el pasado 7 de mayo, los transportistas que alimentan de materiales la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tienen cerrados todos lo accesos de carga de la obra. Esto como medida de presión para que sean autorizadas más de 4 mil 500 unidades que operaban fuera de acuerdos con el NAIM.

Transportistas paran construcción de NAIM desde 7 de mayo

Pues no fueron ningún candidato ni un decreto presidencial, mucho menos la presión social las responsables de que, por cuatro días esté completamente detenida la construcción del NAIM. Como siempre, los proyectos y las personas más grandes caen por… bueno, por tonterías burocráticas.

La coalición de sindicatos que agrupa a los transportistas que llevan materiales de construcción al sitio del NAIM ha denunciado desde hace un par de meses que las constructoras están valiéndose de transportistas no sindicalizados para mover las toneladas de piedra y materiales necesarios para construir el NAIM.

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), la dependencia encargada del desarrollo del NAIM, puntualiza que el paro no se debe a un conflicto laboral, sino a un problema administrativo: mientras que ellos garantizan los papeles para mil transportistas, la coalición de sindicatos exige que las 4 mil 500 unidades sean acreditadas.

Fernando, quien se identificó con Reforma como coordinador de los transportistas, comunicó que: “Son 4 mil 500 unidades y solo han dado permiso a mil unidades nada más. Unas empresas dicen que ya dieron el permiso, otras dicen que no han mandado los papeles, otras que no necesitan tantos camiones; entre ellos se echan la bolita y es cosa que nosotros no podemos trabajar” (Vía: Reforma)

Los transportistas no sólo se están enfrentando a problemas con los administradores del GACM: también bandas delictivas han hecho suyo amenazar a los conductores, han atacado camiones y hasta les han prendido fuego sin que, por ello, la autoridades mexiquenses o federales hagan algo por frenar las amenazas. (Vía: Sin Embargo)

¡¿Quién iba a decir que un problema burocrático iba a ser más efectivo que cualquier promesa de campaña?!

Por: Redacción PA.