En México los jóvenes trabajan jornadas largas, sin contrato y sin seguro

No es ningún secreto que el mercado laboral en México es un terreno hostil para los jóvenes. Tan solo anoche, en entrevista con Adela Micha, Eugenio Derbez se mostraba indignado de que los ‘chavos’ se atrevieran a cobrar por su trabajo. Porque ahora lo que se usa es trabajar jornadas extenuantes, sin ningún tipo de contrato ni seguridad social y, además, sin pago.

De acuerdo con el Informe del Observatorio de Salarios 2018, el 50.6% de los jóvenes entre 15 y 29 años no cuenta con prestaciones laborales. Además, el 66% de los jóvenes asalariados no tiene seguro social.

Miguel Santiago Reyes Hernández, coordinador institucional del Observatorio de Salarios, señaló que el 52% de los jóvenes sobrevive con salarios por debajo de la Línea de Bienestar. La Living Wage Calculator (Calculadora de Salario Vital) del Massachusetts Institute of Technology (MIT) indica que cualquier salario igual a dicha línea no es digno ni suficiente, pues solo se mantiene en el límite de la pobreza.

El informe revela que la precariedad laboral se debe a que, en los últimos años, se han perdido derechos laborales. La jornada laboral se ha extendido, los ingresos han disminuido y las prestaciones como vacaciones y aguinaldo han desaparecido gradualmente. En 2017, apenas el 13.6% de los jóvenes tenía vacaciones, aguinaldo e Infonavit.

Aunque la Ley establece una jornada laboral de ocho horas, solo el 21.7% trabaja de acuerdo con ello. Mientras tanto, el 50.6% trabaja más de ocho horas diarias.

Las 10 carreras que no deberías estudiar

En México, el 58% de la población de 15 a 29 años no cuenta con contrato y solo el 30% tiene contrato por tiempo indefinido. Según el Informe, el nivel de bienestar de los jóvenes trabajadores mexicanos es de 45 y 47 puntos, en una escala del 1 al 100.

En condiciones como las que describe el Informe del Observatorio de Salarios, no es ninguna exageración averiguar cuál será el pago que una persona va a recibir. No obstante, dada esa misma precarización del mercado laboral para los jóvenes, es cada vez más común que empleadores consideren que están haciendo ‘un favor’ al dar trabajos a cambio de ‘experiencia’, ‘reconocimiento’ o el ‘privilegio de trabajar con Eugenio Derbez’.

Una de las recomendaciones del Informe es que se vincule el aumento del salario con la productividad y no con la inflación. Así como la creación de un sistema de seguridad social universal, desvinculado del trabajo, que a su vez facilitara la creación de protección social básica para la población ocupada. (Vía: Animal Político)

Por: Redacción PA.