Para identificar cuerpos en Tlahuelilpan, tomaron ADN de cónyuges, no de familiares consanguíneos

Error en pruebas de ADN en Tlahuelilpan: tomaron a cónyuges

Decenas de pruebas de ADN de familiares que buscan a sus desaparecidos tras la explosión de Tlahuelilpan, el pasado 18 de enero, tendrán que ser repetidas: la Procuraduría estatal de Hidalgo (PGJH) tomó muestras de cónyuges y no de familiares directos.

Luego de 12 días, con decenas de cuerpos sin identificar y familiares buscando a los suyos en cada hospital y lista de la PGJH, el procurador estatal, Raúl González, reconoció que hay un ligero error con la toma de muestras de ADN que se han realizado desde el primer día: en vez de hacerlas de parientes consanguíneos, como hijos, padres o hermanos, se han hecho de esposos, parejas y cónyuges.

Sí, un principio básico de biología de la secundaria se les escapó a peritos y técnicos de la Procuraduría y ahora, las pruebas tendrán que volver a ser tomadas en espera de que se pueda reconocer a alguna de las víctimas que esperan ser identificadas en varias morgues del estado. (Vía: La Jornada)

Desde hace días, cuando se anunció que la identificación de las víctimas podría tomar hasta seis meses, no se consideró el error garrafal de la Procuraduría. González justificó la pifia diciendo que en ocasiones los familiares “sólo dieron una muestra”.

Ni la Fiscalía General de la República ni ninguna otra dependencia federal puede procesar la identificación de los cuerpos, pues le corresponde jurisdiccionalmente a la PGJH. La investigación de las causas de la explosión , por otro lado, sí es una investigación federal de la que el fiscal, Alejandro Getz Manero, ha reportado que se están revisando todas las posibles líneas de investigación. (Vía: Excélsior)

Mientras hay errores garrafales como éste, el conteo de muertos por la explosión sigue creciendo: hasta esta noche del 30 de enero, son 118 muertos y 29 heridos. (Vía: El Universal)