Su hija fue violada cuando tenía 9 años; el agresor está preso, pero su papá teme que salga libre y pide ayuda

Ernesto pide ayuda del gobernador y del fiscal del Estado de México para que intervengan por las anomalías que han habido en el caso
(Imagen: Pixabay)

Ernesto es padre de una niña que fue violada cuando tenía 9 años por un tío materno. Pese a que el sujeto está preso desde hace dos años en el Penal de Chiconautla, Estado de México, el padre teme que el agresor de su hija salga libre debido a que el juez apoya su defensa.

El padre de la menor narró al medio A fondo, que desde hace diez años está separado de la madre de su hija. No obstante, el mantenía contacto permanente con ella y la veía bajo el régimen de convivencias y cumplía con la pensión correspondiente.

El 2 de febrero de 2019, Ernesto notó que su hija, de entonces 9 años, presentaba varios golpes en el brazo. En ese momento, supo que algo andaba mal con la niña, sobre todo, porque tenía tiempo que la notaba cambiada y además, ella se negaba a contar lo que le ocurría.

Al preguntarle sobre los golpes que tenía, su hija decidió hablar y denunciar que había sido víctima de Mauricio “N”, su tío materno. Todo ello, en complicidad con un hermanastro, menor de edad.

Después de consultar a una abogada, Ernesto acudió al centro de justicia. Tras una revisión del médico legista, los resultados confirmaron la violación cometida contra la menor.

Posteriormente, interpuso la denuncia correspondiente en el ministerio público de Coacalco, la cual quedó registrada con el número de NIC: ECA/COA/00/MPI/816/00137/19/02. Luego de esto, acudió al Centro de Justicia de Mujeres de Ecatepec para integrar la carpeta de investigación y generar la orden de aprehensión.

Una vez girada la orden de aprehensión, el 13 de febrero de 2019 detuvieron al par de agresores. A Mauricio “N”, de 27 años, lo trasladaron al Reclusorio de Chiconautla, y al hermanastro lo dejaron en libertad por ser menor de edad.

(Imagen: Flickr)

El padre teme que el agresor de su hija salga libre

A pesar de que el agresor de su hija está preso, el padre teme que éste salga libre porque su defensa ha intentado retrasar el proceso en varias ocasiones.

“La defensa del imputado a veces va y no llevan testigos. A veces, no entran y ahora con apoyo del juez de enjuiciamiento que está de su lado quieren que mi hija quien ya se presentó a dar su declaración y acusó directamente al agresor, se presente nuevamente y sea su testigo, la quieren revictimizar”, destacó.

El padre de la menor también indicó a A fondo, que temen por su seguridad porque han recibido amenazas verbales y agresiones físicas por parte de los familiares del imputado. Además, pretenden quitarles a la menor para obligarla a retractarse de la acusación que hizo en contra de su agresor.

“El primer Ministerio Público que llevaba el caso fue omiso ante muchas cosas entre ellas investigar la responsabilidad de la madre de la menor que sabía de la violación y no actuó y ahora es testigo de la defensa de violador que solo buscan hacer tiempo para que obtenga su libertad, aún cuando existen pruebas contundentes para su sentencia”, acusó.

Luego de dos años de audiencias y del mal proceder el juez a cargo de caso, Ernesto pide que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, y al fiscal mexiquense, que intervengan por las irregularidades del caso 362/19 y evitar que el violador de su hija salga en libertad.

Finalmente, Ernesto aseguró que aunque teme por su seguridad y la de su familia, seguirá luchando para obtener justicia y este crimen no quede impune.

Publicidad