Senadores de EE.UU. cuestionaron eficacia del Plan Mérida

Según el senador Grassley, "la frontera no es segura, y en algunos aspectos el problema luce peor que nunca".
senador

El senador republicano por el estado de Iowa, Charles Ernest “Chuck” Grassley, señaló que el Congreso estadounidense ha gastado mil 300 millones de los 2 mil 500 millones de dólares destinados a entrenar y equipar a las autoridades de México pero enfatizó que “pese a todo el dinero gastado, nuestra seguridad fronteriza no ha mejorado en varios aspectos”.

Según el senador republicano, durante una audiencia para analizar la cooperación antinarcóticos, “la frontera no es segura, y en algunos aspectos el problema luce peor que nunca”. Por su parte la senadora demócrata Dianne Goldman Berman Feinstein, señaló que “Mérida (el Plan) no está funcionando. Tal vez hemos incrementado la cooperación, pero pese a la cantidad de dinero que hemos gastado, la corrupción y el débil Estado de Derecho continúan amenazando cualquier progreso con México”.

El subsecretario de Estado para combatir el narcotráfico internacional William R. Brownfield, defendió el programa debido a las mil extradiciones realizadas por México desde 2008, y a la cantidad de organizaciones criminales abatidas. “Acepto que en este momento no tenemos éxito total, pero la diferencia entre hoy y 2007 es el día y la noche”, señaló el subsecretario.

Grassley y su compañero de bancada, Jefferson Beauregard “Jeff” Sessions, accedieron a una propuesta de Feinstein para analizar la conveniencia de restarle fondos al fortalecimiento de comunidades en México y destinarlos para las actividades de interdicción, como una respuesta al incremento reciente en el tráfico de heroína y metanfetaminas.

Brownfield respondió que sería necesario obtener la aprobación del presidente Enrique Peña Nieto para lograr tal modificación a la estrategia, y agregó que percibe al Gobierno mexicano más dispuesto que hace un año a concentrarse en la interdicción, debido los acontecimientos recientes como la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero y la fuga de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera alias “El Chapo”.