Senadores no se ponen de acuerdo si Ley de Seguridad Interior es inconstitucional

Plumas Atómicas estuvo presente esta tarde durante la sesión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado donde se discutió la Ley de Seguridad Interior y se abordó principalmente el controvertido Artículo 9, el cual dice lo siguiente:

“La información que se genere con motivo de la aplicación de la presente Ley, será considerada de seguridad nacional, en los términos de la ley de la materia, y clasificada de conformidad con ésta y las disposiciones aplicables en materia de transparencia y acceso a la información”

Ahora, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) dio su posicionamiento sobre el Artículo 9 este mismo jueves y advirtió que contraviene el principio de “máxima publicidad”, el cual está previsto en el Artículo 6 de la Constitución. Este habla sobre el acceso a la información. Es decir, para el INAI, la LSI podría afectar la circulación de información de interés público.

Al respecto, el senador Roberto Gil Zuarth, uno de los principales promotores de la Ley de Seguridad Interior, dijo que existe información –como el número de militares o policías federales desplegados y sus actividades en cierta región– que no podría ser de acceso público. “Le damos una ventaja a quien está lastimando a México”, asegura el panista.

“La Seguridad Interior es una vertiente de la Seguridad Nacional. En ese sentido no es casualidad que el Artículo 9 haga esta referencia. La seguridad interior no es una cosa distinta, no es un concepto híbrido, es una vertiente material de una cuestión constitucional de Seguridad Nacional que se deposita en ciertos órganos, preponderantemente en el Ejecutivo.”

Si bien Gil Zuarth señala que es totalmente constitucional y que esta ley no caería en ninguna manera en una violación a los derechos humanos de los ciudadanos, el senador Zoé Robledo, de la bancada PT-Morena, tiene una perspectiva diferente.

Cuando Plumas Atómicas se entrevistó con el legislador oriundo de Chiapas, este señaló que el principal problema de la Ley de Seguridad Interior es que es inconstitucional. “El concepto de Seguridad Interior no existe en nuestro país, hay Seguridad Nacional y hay Seguridad Pública.”

“Ahora se quiere vender la idea de que hay un concepto que es la Seguridad Interior y que esa Seguridad Interior entonces debe de estar en manos de quienes deben de proteger la Seguridad Nacional”, declaró en exclusiva para Plumas Atómicas.

El senador señala que la Seguridad Nacional le corresponde a los militares, mientras que la Pública a las Policías, sin embargo, lo que debería de estar en discusión no es la militarización de las calles, sino el mejoramiento de los cuerpos de seguridad en cada región de la República.

El INAI señaló en su posicionamiento que la Ley de Seguridad Interior caería en una restricción sin análisis alguno de la información en posesión de la autoridad, la cual debería ser reservada temporalmente por razones de interés público y Seguridad Nacional.

El Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que el trabajo de investigación en cuanto a Seguridad Pública le compete a las fuerzas del orden civil. Si la información cae en el carácter de Seguridad Pública entonces se debería de cumplir lo previsto en el Artículo 6, y por tanto tendría que estar desclasificado. Ahora, si es establecido como un tema de Seguridad Interior, entonces se podría considerar como un problema de Seguridad Nacional y quedar en el estatus de clasificado.