Robos y extorsiones al alza en el país

Martín Barrón Cruz, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), expresó que los índices delictivos a la alza son el reflejo de la ineficiencia de las autoridades.
robos

En México, los robos y las extorsiones van en aumento. De acuerdo al diario Reforma, en todo el mes de enero se denunciaron en las Procuradurías del País 43 mil 696 robos, pero en agosto la cifra se elevó a 48 mil 321, es decir, más de mil 500 asaltos cada día.

Asimismo, las denuncias por extorsión registran un aumento: en agosto se abrieron 486 averiguaciones previas, 117 más casos que los denunciados en enero de este año. Por su parte, Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, señaló que el robo y la extorsión se mantienen extremadamente elevados y reflejan que no hay un trabajo de campo en los lugares con alta incidencia.

“No se va al fondo, que es la prevención; por ejemplo, en el robo a transeúnte no se ponen programas donde la gente aprenda a cuidarse, pero también que las Policías hagan su trabajo”, indicó.

Además, la activista, se pronunció sobre las llamadas de extorsión, pues señaló que la mayoría provienen de los penales de Tamaulipas.

“De Tamaulipas sale prácticamente el 50% de las extorsiones telefónicas del País, del Distrito Federal salen otro 30%. Si de verdad tuvieran ganas de combatir esto, pues, lo primero que deberían hacer es poner inhibidores de señales en los Cefereso estatales”, indicó.

En los primeros ocho meses de este año se abrieron 367 mil 650 averiguaciones por robo en las Procuradurías y Fiscalías del País, un promedio de una cada minuto. Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (Envipe), en todo 2015 se generaron 29.3 millones de delitos. De éstos, el 28.2% fueron robos o asaltos en la calle o a transportes públicos y el 24.2%, extorsiones.

A su vez, Martín Barrón Cruz, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), expresó que los índices delictivos a la alza son el reflejo de la ineficiencia de las autoridades.

“Nos falta un análisis cualitativo de por qué se comenten los delitos, y a las autoridades es lo que menos les importa, no tienen la capacidad; hay una incapacidad para analizar las causas del delito. La incidencia delictiva no es sólo número, también hay causas”, dijo.

Y sobre la extorsión, Barrón también criticó que las cárceles sigan siendo la principal fuente de extorsiones telefónicas y continúen sin operar los inhibidores de telefonía celular. Además, de acuerdo con la Envipe, sólo una mínima parte de las extorsiones se denuncia y calculó que la “cifra negra” de ese delito fue del 98.4%.