Robaron alrededor de 2 armas de fuego al día a Policías en México

En julio del 2017, un lote de 69 armas de la Policía municipal de Querétaro fue robado. ¿Los sospechosos? Los mismos agentes del corporativo. Unos 20 elementos fueron llamados a declarar, pero ninguno de los interrogatorios llevó a alguna detención, relata el Reforma.

No es la única vez que algo así ocurrió.

En diciembre del año pasado, alguien robó armamento que era resguardado en un módulo de seguridad de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), en Jilotepec, municipio rumbo a Querétaro.

En Tepozotlán, Estado de México, nueve armas de fuego, que recién habían sido adquiridas por la Policía municipal en abril, desaparecieron de un lugar al cual nadie podía pasar a menos que tuviera la autorización adecuada, reportó Excélsior.

Entre enero y octubre del 2017, desaparecieron 605 armas. Se esfumaron de las bitácoras de Policías tanto preventivas como ministeriales, de acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional, señala el Reforma.

En promedio, dos armas de fuego al día “se perdieron” durante el periodo mencionado del año pasado. De éstas, 449 eran armas cortas y 156 largas. En su mayoría eran pistolas calibre 9 milímetros y fusiles AR-15.

El medio señala que Mandos del Ejército declararon que tienen sospechas fundadas de que en la mayoría de este tipo de robos los mismos agentes de los corporativos tuvieron algo que ver.

Según la información presentada por el medio, los cuerpos ministeriales y de Prevención del Estado de México reportaron 58 robadas. En la Ciudad de México la cantidad quedó en 48, mientras que en Guerrero 44.

Al mismo tiempo, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno, señaló al periódico que están buscando mejorar la condición y capacidad de los depósitos de los cuerpos de seguridad municipales y estatales. El 21 de diciembre, se aprobó que los gobiernos de los estados puedan aprovechar recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) o Fortaseg para fortalecer la seguridad para su armamento.

 

“Lo que vamos a buscar también es que las entidades federativas lo establezcan como una prioridad en la que podrán utilizar recursos federales igualmente del FASP y Fortaseg, además de una bolsa del SESNSP para otorgar donativos a la sociedad civil con el propósito de que se sume a las campañas de desarme“, declaró Vizcaíno al Reforma.

El gobierno señala que el FASP es “un fondo presupuestal previsto en la Ley de Coordinación Fiscal a través del cual se transfieren recursos a las entidades federativas para dar cumplimiento a estrategias nacionales en materia de seguridad pública”.

Por el otro lado, Fortaseg es un subsidio que se otorga a los municipios y, en su caso, a los estados, cuando éstos ejercen la función de seguridad pública en lugar de los primeros o coordinados con ellos, para el Fortalecimiento de los temas de Seguridad