Rivera no necesitaba a Pierdant: contrató 2 firmas para el pago de impuestos

Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, utilizó durante cuatro años los servicios de dos despachos de abogados para pagar los impuestos de su departamento en la ciudad de Miami, Florida, lo que cuestiona la idea de que fue “un favor de amigos, por no encontrarse en la ciudad” el que pidió al empresario Ricardo Pierdant para cubrir dichas obligaciones.  (Vía: Aristegui Noticias)

Según una investigación hecha por Univisión, donde se solicitó información a la Oficina de Impuestos del Condado Miami-Dade, la actriz contrató firmas de abogados para cubrir los impuestos durante 2011, 2012, 2014 y 2015.

Una de dichas firmas fue el despacho Rojas & Standham LLP que  se encargó de cubrir dichos impuestos en 2011 y 2012. A este mismo despacho recurrió en 2015, aunque la firma ya había cambiado de nombre.

La otra firma fue De la Vega & Morgade CPA, con la que Rivera pagó los impuestos correspondientes al año fiscal 2014 de su apartamento. Ambas firmas tienen sede en Miami.

Además de la información presentada por The Guardian que dio a conocer que el empresario Ricardo Pierdant pagó los impuestos del apartamento de Rivera, se suma ahora esta investigación que reveló que Pierdant adquirió un apartamento en la parte superior de la propiedad de la primera dama a través de un pago de contado por más de 2 millones de dólares, a pesar de que afrontaba un embargo por más de 1 millón de dólares a causa del incumplimiento en los pagos de una hipoteca de otro apartamento en Miami.

De acuerdo con el portal, un miembro de la firma De la Vega & Morgade CPA rechazó dar información sobre sus tratos con Rivera al señalar que el despacho no puede revelar detalles sobre sus clientes.

Por otro lado, menciona que al preguntar a Pierdant por qué aparecía pagando los impuestos del apartamento de Rivera, lo negó rotundamente. Sin embargo, al recibir por correo electrónico una copia del recibo de pago en la que aparecía su empresa, respondió que verificaría con su contador y desde entonces no ha devuelto las llamadas ni los mensajes de Univision.