Profesores llaman a paro en la Facultad de Economía

Los profesores de la Facultad de Economía de la UNAM llaman a paro.

La comunidad de profesores de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM ha decidido irse a paro de labores, respaldados por alumnos y trabajadores. El motivo del mismo son las precarias condiciones laborales que padecen la mayoría de los profesores, aunado a la denuncia de jubilaciones contra su voluntad que intenta implementar la dirección de aquella Facultad.

Como en la mayoría de las facultades de la máxima casa de estudios, los profesores de asignatura, es decir, aquellos contratados por horas, carentes de estabilidad laboral y prestaciones, representan la gran base que sostiene las clases en el plantel.

Según datos del Cuestionario Diagnóstico de la Planta Docente de la Facultad de Economía de la UNAM (disponible aquí),  la FE cuenta con 122 profesores de asignatura, 105 ayudantes de profesor y tan sólo 34 con otro tipo de nombramiento, estos últimos cuenta con una plaza aunque en distintos grados.

El estudio revela que, entre los profesores de asignatura de la FE, 14% cuenta con doctorado, 18% con maestría, 18% con licenciatura y el resto se encuentra en camino a concretar algún posgrado. Por su parte, entre los profesores con puesto de planta, 35% tiene doctorado, 23% maestría y 6% licenciatura, el resto actualmente realiza algún posgrado.

A continuación te presentamos un par de gráficas sobre la antigüedad de la plaza docente, tomadas del mismo estudio:

En ese sentido, los profesores de la FE piensan que se debe elaborar un plan institucional que atienda la profesionalización de la planta docente para combatir la precarización. También demandaron un proceso verdaderamente transparente para la asignación de profesores de tiempo completo, sustentado en concursos de oposición y no mediante “dedazos”.

Ante la omisión para atender sus demandas por parte del director de la FE, Eduardo Vega, los profesores han decidido acudir a Rectoría y a la Dirección General de Atención al Personal Académico de la UNAM.

De esta manera se exhibe un caso más sobre las difíciles condiciones para trabajar que tienen los profesores en el país.