Con cambios mínimos, PRI en el Senado busca aprobar LSI antes de que termine la semana

Aunque, por fin, la bancada priísta en el Senado aceptó que la Ley de Seguridad Interior (LSI) que fue aprobada por la Cámara de Diputados no puede ser aprobada tal como se les envió y han “accedido” a realizar algunos cambios (sí: ‘algunos’), su coordinador, Emilio Gamboa Patrón, insiste en que tiene que ser aprobada antes de que termine esta sesión ordinaria, es decir, esta semana.

Le quedan tres días a la semana y, también, a la sesión ordinaria que está por concluir en la agenda legislativa. En esos tres días, según el senador Gamboa Patrón, se realizarán los cambios necesarios, venidos de “escuchar y dialogar” con la sociedad civil y organizaciones internacionales, para que sea aprobada en el Pleno, enviada a San Lázaro y publicada, ya como ley, este viernes. Ya no fast track, pero sí un track de velocidad media.

A pesar de que los colectivos civiles, organizaciones internacionales y la sociedad civil en general ha alzado la voz para que se frene esta legislación y, para ello, han llamado a un diálogo nacional que tendría que llevarse acabo en enero (de regreso de las vacaciones de los legisladores), poco parece importarle a la bancada priísta que tiene más prisa que nada porque esta ley sea, en efecto, Ley. (Vía: Aristegui Noticias)

Los artículos 19, 21, 22, 26 fueron cambiados para “afinar” las formas como las autoridades civiles serían las que “vigilarían” el actuar de las Fuerzas Armadas, limitar de acuerdo a lo ya establecido por otras leyes la actuación de éstas, además de lo referente al acceso a la información.

Sin embargo, los elementos que han causado más oposición de la LSI se mantuvieron intactos: la utilización del Ejército y la Marina para realizar labores policiacas, la capacidad de las Fuerzas Armadas de intervenir comunicaciones y la falta de definiciones urgentes, desde “fuerza debida” hasta “derechos humanos”.  (Vía: Animal Político)

Mientras, en las calles se llama a generar presión a los senadores de los que dependerá la aprobación o no de la LSI, gobernadores como el de Chihuahua, Javier Corral, agrupaciones de obispos y hasta el Consejo Consultivo del INAI han salido a hacer declaraciones públicas sobre la LSI y el riesgo que implica su aplicación, aún con los cambios promovidos por la bancada priísta.

El día de hoy, las agrupaciones que reunieron bajo el hashtag #SeguridadSinGuerra, han llamado a una “clausura simbólica” del Senado.

Publicidad