¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Presunto feminicida de Mara podría salir libre

(Imagen: Especial)

Estamos ante un nuevo caso en el que un presunto culpable de un delito, quedará libre a pesar de las pruebas y los testimonios: el presunto feminicida de Mara Castillo podría salir libre luego de que ganara tres amparos y se anulara la acusación de feminicidio en su contra. La única acusación vigente es privación ilegal de la libertad.

Primer Tribunal Colegiado en materia penal ratificó tres amparos a favor de Ricardo Alexis “N”, amparos 93/2018, 109/2018 y 120/2018. En primer lugar, la acusación por feminicidio quedó anulada por un error en el debido proceso por parte del Ministerio Público: el proceso por feminicidio se abrió en una carpeta distinta a la que ya se había abierto con anterioridad. La ley dictaba que se conmutaran las carpetas, paso que la FGE omitió. (Vía: El Sol de Puebla)

“Alguien que podría haber pasado 97 años en prisión, pasará (si mal le va) 5 años”.

El segundo amparo dictaminó que las pruebas que se obtuvieron a través de los celulares de Mara y Ricardo Alexis “N”, como el seguimiento en tiempo real, fueron ilegales por lo que quedan anuladas y no podrán ser utilizadas nuevamente.

Esta es una de las pruebas que se deshecha. (Imagen: Especial)

Por último, el tercer amparo señala que ganó el presunto feminicida de Mara dicta que el Tribunal Superior de Justicia está obligado a volver a realizar la audiencia por privación ilegal de la libertad. Un detalle de este amparo es que señala que, de ratificarse lo dictado en la anterior audiencia, de cualquier forma no se podrá dictar prisión preventiva. 

La defensa de Ricardo Alexis “N”, encabezada por el abogado Francisco Tlahuicole, egresado de la BUAP, declaró a medios de Puebla que su cliente podría salir libre en las próximas semanas. Actualmente está preso en el penal de San Miguel. (Vía: Municipios Puebla)

(Imagen: Especial)

De momento el ex conductor de la aplicación Cabify seguirá enfrentando un proceso por el delito de privación ilegal de la libertad. Definitivamente, es menester que las autoridades simplemente aprendan a hacer su trabajo o sean reemplazadas por gente que sí sepa trabajar: no es lo mismo que alguien demuestre su inocencia en los tribunales, a que salga gracias a que las autoridades cometieron errores en la investigación.

Esta clase errores permite que se acuse a inocentes y se libere a gente que sí cometió un delito. En este caso, alguien que podría haber pasado 97 años en prisión, pasará (si mal le va) 5 años; si bien le va, saldrá libre en unas semanas. (Vía: Cambio)