Presentaron al presunto autor intelectual del asesinato de periodista en Veracruz

"Veracruz se ha convertido en una de las regiones más peligrosas para la prensa en todo el mundo": CPJ
Febrero

Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado de Veracruz, señaló a el líder regional del Cártel de “Los Zetas”, Josele Márquez alias “El Chichi”, quien estaba detenido desde el 2 de febrero, como el autor intelectual del asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar. Duarte de Ochoa declaró a través de la red social Twitter, que el líder regional de la organización criminal está vinculado con “muchos crímenes”, pero no dio detalles sobre por qué se le relaciona con el cometido en contra de la periodista.

“Se le relaciona entre muchos crímenes la autoría intelectual del asesinato de la periodista Anabel Flores, se le atribuye también el ataque al medio de comunicación “El Buen Tono” en Córdoba”, escribió Duarte.

Sin embargo, hay que recordar que el gobierno veracruzano ya lo había “matado” en un operativo realizado en Orizaba, el 13 de agosto del 2015, según los reportes del momento. También se anunció que había sido asesinado junto a Sergio Felipe Mendoza Morgado, Alberto Rodríguez Romero, José Eduardo Castillo Romero y el reportero Juan Heriberto Santos Cabrera. 

Márquez fue trasladado este sábado a la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, en el estado de Jalisco, señaló el gobernador, quien añadió que el líder zeta está vinculado al ataque a las instalaciones del periódico “El Buen Tono”, ocurrido en 2011. En aquella ocasión, un grupo ingresó a las instalaciones centrales del diario, roció gasolina y les prendió fuego.

Veracruz es el estado mexicano con el mayor número de periodistas asesinados con 15 casos entre enero de 2005 y julio de 2015, que se suman a cuatro más de comunicadores desaparecidos. Anabel Flores fue secuestrada la madrugada del lunes en su casa en la ciudad veracruzana de Orizaba por un comando armado y hallada muerta el martes en una carretera en el estado de Puebla. Flores cubría notas policiales para algunos medios regionales en un estado que es considerado como uno de los más peligrosos para ejercer el periodismo en México.

Según un informe divulgado el martes por la organización internacional Artículo 19, dedicada a la protección del derecho a la libertad de expresión, un total de 23 periodistas han desaparecido en México en los últimos 12 años. A su vez, un día antes, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) dijo en un comunicado que “Veracruz se ha convertido en una de las regiones más peligrosas para la prensa en todo el mundo”. De acuerdo con el Comité, al menos 12 periodistas han muerto en la entidad desde el inicio de la administración de Duarte de Ochoa, en 2010.