Plafones y aguas negras en el IMSS le cayeron encima a una niña con COVID-19

La pequeña lleva meses internada por complicaciones por el coronavirus
(Imagen: Twitter)

Plafones y aguas negras al interior del IMSS de Ciudad Madero, Tamaulipas, le cayeron encima a una niña de 9 años internada. La menor lleva desde octubre luchando contra el coronavirus.

“Se le cayeron encima unos plafones en el hospital, prácticamente el techo. Eso ocurrió como a las 2 de la tarde del día de ayer. Se encuentra estable y entubada, es de capacidades diferentes. Se cayeron cuatro plafones porque había una fuga de agua en la tubería”, señaló la madre, Érika del Ángel Santiago, a medios locales.

Santiago explicó que, debido al coronavirus, su hija presentó complicaciones. Esta enfermedad generó bacterias en sus pulmones y sangre, lo cual ha llevado a una condición que requiere observación de especialistas, explicó el medio Zócalo.

Según La Vanguardia, el colapso del techo falso y las aguas sucias fueron resultado de una tubería maltratada por una fuga. Por lo mismo, personal médico tuvo que desenchufarla y moverla para prevenir mayores problemas a su salud.

Zócalo añadió que, pese a la situación, el personal médico del IMSS se portó de manera grosera. Por lo mismo, solicitó que se mejoren las condiciones de atención tanto a su hija como al resto de los pacientes por la pandemia.

También pidió a los médicos que le practiquen más exámenes médicos. La intención detrás de esto es que se descarte que la caída de plafones y aguas negras no haya causado más complicaciones a la salud de la menor. Asegura que su hija podría tener lesiones por el incidente.

El IMSS de Ciudad Madero no ha dado ninguna declaración al respecto.

Con información de Zócalo y La Vanguardia
Publicidad