Peña Nieto se reunió con Raúl Castro, presidente de Cuba

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunió este viernes con el alto mandatario de Cuba, Raúl Castro.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunió este viernes con el alto mandatario de Cuba, Raúl Castro. El encuentro tuvo lugar en Mérida, Yucatán. El recibimiento fue en el Palacio de Gobierno de la capital yucateca y estuvo rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad. La primera acción conjunta de los presidentes fue escuchar los himnos nacionales de ambas naciones como preludio de la conversación. Después de la breve ceremonia, Castro y Peña mantuvieron una reunión privada de la que sólo se conocen los acuerdos firmados.

En total, se firmaron “14 instrumentos de cooperación bilateral para ampliar, mejorar y fortalecer la relación entre ambos países. En un comunicado emitido por Presidencia, se mencionan como principales logros:

1. El restablecimiento de un diálogo político al más alto nivel

2. El compromiso de garantizar un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre ambos países, y con ello prevenir y combatir la trata y el tráfico de personas y otros delitos asociados a la migración

3. El esfuerzo conjunto por fortalecer la preparación de diplomáticos por medio de intercambios académicos

4. La ampliación de una cooperación en educación básica, particularmente en alfabetización, promoción de la lectura y deporte

5. El intercambio de experiencias exitosas en materia turística

6. El trabajo común para mejorar las prácticas en los rubros de pesca y acuacultura

7. El acuerdo de ambos gobiernos para generar condiciones propicias para la inversión de más empresarios e inversionistas mexicanos en el país hermano

Los presidentes se festejaron mutuamente el interés constructivo que demostraron por medio de su diálogo y de la firma de los acuerdos. Según Peña Nieto, lo más importante de todo es que se están reconstruyendo los lazos históricos que unen Cuba y México. ¿Se referirá a que nuestro país fue sede para planear estrategias y para seguir el entrenamiento guerrillero que sirvió de base para la revolución cubana? Porque, de ser así, no se explica muy bien los oídos sordos del mandatario mexicano ante los reclamos de la sociedad en su contra.