¿Para EPN las 12:50 son antes de las 12:30? [VIDEO]

Miren, a estas alturas de la vida, ya no es sorpresa para nadie que Peña Nieto y las matemáticas no son los mejores amigos. Inolvidable es el caso en el que descubrió que 5 es menos que uno; descubrimiento aritmético que sorprendió a muchos. Ahora, Peña Nieto tuvo la puntada de dar a entender que las 12:30 del día van después de las 12:50. Así es, queridos lectores: Peña viaja en el tiempo.

Al mediodía el presidente Enrique Peña Nieto acudió a una escuela primaria de Tepotzotlán, Estado de México, a aburrir como ostras a los niños del planten, pues les habló de los presuntos logros y el futuro de la Reforma Educativa. (Vía: El Sol de México)

Hasta ahí, todo bien para él y todo terrible para los niños que seguro conocieron cómo el aburrimiento puede convertirse en una forma de la tortura.

Sin embargo, entre tanto parloteo sobre la educación en México y los presuntos alcances de la reforma en nuestra educación, a Peña Nieto le dio por decir este diálogo salido de un cuento de ciencia ficción:

“Ya nos pasamos un poquito de la hora de salida. Ya debieron haber salido. ¿A qué hora salen? 12 y media. Justamente a esta hora. Un poquito antes. Ya son 12:50.

via GIPHY

¿Exactamente qué quiso decir EPN? Aunque parece sencillo, lo que dijo roza el problema matemático. Por lo tanto les dejamos las siguientes opciones de lo que quiso decir:

a) Que las 12:50 van antes de las 12:30 en su reloj; mismo reloj donde 5 minutos son menos que 1 minuto.

b) Que los niños salen ‘poquito antes de las 12:30’, pero que ya se pasaron y son las 12:50.

c) Que EPN es un viajero en el tiempo cuya seguridad está comprometida dado los traspiés que ha dado y que revelan que es capaz de modificar el flujo temporal. 

Es probable que en la cabeza de Peña Nieto quisiera decir la opción b) pero le salió la a). O al menos eso queremos creer de todo corazón.

Aunque nunca, pero nunca, descartemos la posibilidad de que EPN sea un viajero del tiempo; lo cual, de ser cierto, comprobaría que modificar las leyes del tiempo y el espacio te deja medio turulato hasta para dar la hora.