Osorio Chong dio ultimátum a la CNTE

Este 1 de julio, Miguel Ángel Osorio Chong dio un ultimátum a la CNTE, pues a decir del Secretario de Gobernación, "el tiempo se agota".
ultimátum

Este 1 de julio, Miguel Ángel Osorio Chong dio un ultimátum a la CNTE, pues a decir del Secretario de Gobernación, “el tiempo se agota”.

A partir de ahora, el gobierno tomará las acciones que sean necesarias para evitar los bloqueos que actualmente obstruyen las carreteras de los estados de Oaxaca y Chiapas.

“Por semanas, Oaxaca y Chiapas han vivido una situación compleja, la sociedad en ambas entidades ha sido víctima de actos que le han lastimado profundamente.”

En una conferencia de prensa, Osorio Chong rechazó las acciones que han obstaculizado la libre circulación y el abastecimiento de bienes; “actos que han impedido que niños y niñas reciban alimentación”. El secretario argumentó que el Gobierno de la República ha abierto el diálogo, ofrecido tanto opciones como alternativas, y se ha sentado en la mesa para analizar las posturas de los maestros.

Según lo expresó éste, para que exista una negociación se requiere que ambas partes pongan de su lado; sin embargo, la CNTE no ha respondido de manera favorable, pues la única condición que le exigió el Gobierno fue la de no seguir afectando más a los ciudadanos. Cosa que, a decir del titular de Gobernación no ha cumplido la Coordinadora Nacional de Trabajadores del Estado.

“Por ello, en breve, se estarán tomando las decisiones necesarias para permitir el tránsito en vías estratégicas y el abastecimiento de las comunidades”.

Chong terminó su conferencia concluyendo que a pesar de esto, el Gobierno mexicano sigue y seguirá abierto al diálogo. Sin aceptar preguntas, el secretario no puntualizó cuándo empezarían a realizarse dichas acciones.

Por su parte, la CNTE condenó la determinación del gobierno federal de llevar a cabo acciones que puedan hacer uso de la fuerza pública:

“El gobierno se sigue equivocando si piensa que por la fuerza va derrotar una demanda legítima no sólo de los maestros, sino de muchos sectores sociales que van desde intelectuales hasta el propio clero”. (Vía La Jornada)

Con base en lo expresado por el secretario general de la sección 9, Enrique Enríquez, el gobierno ha implementado una estrategia para deslegitimar el movimiento, difundiendo masivamente la idea de que la población sufre de desabasto. Situación que el sindicato ya ha desmentido.

Al igual, la CNTE negó que el gobierno tenga una postura abierta al diálogo, ya que se ha negado reiteradamente a revisar la Reforma Educativa.