Nuevo delegado de la PGR

Armando del Río es el nuevo delegado de la Procuraduría General de la República. El jueves pasado del Río fue nombrado por la procuradora Arely Gómez en una discreta ceremonia que tuvo lugar en la sede de la delegación de la PGR en el Distrito Federal.

Los cuatro preceptos que este funcionario debe seguir son: 1. brindar mayor eficiencia y eficacia; 2. trabajar con transparencia y honestidad; 3. desarrollar la función con respeto a los derechos humanos; y 4. atender de manera inexorable la Reforma Constitucional de 2008, con la implementación del nuevo Sistema Procesal Penal Acusatorio.

De acuerdo con un comunicado oficial de la PGR, Armando del Río se tituló de la licenciatura en Derecho dentro de la Universidad Autónoma de México; además realizó estudios de posgrado con una maestría en Derecho de Amparo. Su nombre no es nuevo en el panorama político mexicano, ya que ha sido jefe de departamento en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, agente del Ministerio Público de la Federación, Subdelegado de Procedimientos Penales, Titular de la Unidad Especializada para la atención de los delitos Cometidos por Probables Grupos Civiles Armados en PGR y Delegado de la Institución en Querétaro y el Distrito Federal.

Del Río cuenta con una Especialización en Inteligencia para la Seguridad Nacional, en el Instituto Nacional de Administración Pública, y varios diplomados, entre ellos en Litigación Penal Internacional, en el Sistema Acusatorio, en la Universidad Alberto Hurtado de Chile; Gobierno y Gestión Local; Ciudad Segura, Estrategias y Acciones Básicas e Inteligencia por la Seguridad Nacional, entre otros.
pgr
Tras rendir protesta, Armando del Río manifestó su compromiso de mantener y consolidar la política institucional y de mejorar el servicio de procuración de justicia. Aseguró también que realizará un esfuerzo permanente en la investigación y persecución de los delitos del fuero federal. Su trabajo estará coordinado con el de autoridades federales y estatales para prevenir y combatir la corrupción.
Debido a su preparación académica sólida, se espera que el nuevo delegado tenga las facultades necesarias para responder satisfactoriamente a los reclamos de justicia y seguridad de la sociedad mexicana.
Por: Redacción PA.