Nuevas medidas en el transporte público contra la contaminación

Se busca incentivar el uso de transporte público aseguró la secretaria de Movilidad Laura Ballesteros.
transporte

La subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad, Laura Ballesteros, enmarcó como fundamental la inversión en el transporte público metropolitano para combatir la crisis de contingencia que afecta a la Ciudad de México.

También remarcó las limitaciones del programa Hoy no circula, el cual, recuerda, se concibió como herramienta para mejorar la calidad de aire pero no como recurso para combatir el congestionamiento vial. Ello hace necesario articular una red de movilidad inteligente.

Esto incluye la desaparición del trolebús en favor de camiones eléctricos, la incorporación de 10mil taxis eléctricos, 600 autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), la implementación del trolebici, así como la sustitución de topes. Todo ello en las rutas y corredores cero emisiones ya existentes.

Ballesteros mencionó que la intención es iniciar una migración de los vehículos particulares hacia el servicio público, en ese sentido, también se buscará la integración de los centros de transferencia modal mediante la Tarjeta de la Ciudad, a la que se añadirá el RTP.

Para Ballesteros, el incremento en el parque vehicular, aunado a circunstancias como la resolución de la SCJN que autoriza la circulación de vehículos con base en la calidad de su motor y no de su antigüedad, nos condujo a la contaminación que hoy vivimos.

Por lo pronto podemos cuestionarnos si tales medidas son, no sólo las suficientes, sino las ideales para combatir la crisis ambiental. Si bien el transporte público es central en el problema, no podemos dejar de lado cuestiones como la tala de árboles y la explosión de obras y construcciones en toda la ciudad.