No hay bandas de ‘robachicos’ ni redes de tráfico de órganos buscando a tu familia

A través de redes sociales como Facebook y Whatsapp está circulando desde hace varios días supuestas ‘alertas rojas’ sobre ‘bandas de robachicos’ que están en búsqueda de niños para robar sus órganos. Hasta el momento, las fiscalías y procuradurías de cinco estados han desmentido la información.

Reporte falso en redes sociales sobre robachicos
Reporte falso en redes sociales sobre robachicos (Imagen: Especial)

Las dependencias de Colima, Baja California Sur, Hidalgo, Jalisco, Tamaulipas y Durango ya han publicado en redes sociales advertencias de que este tipo de ‘denuncias’ no han sido reportadas ni se tiene registro alguno de ellas, por lo que piden a los usuarios de redes verificar la información que comparten. (Vía: El Universal)

Por un lado se puede llegar a entender la desconfianza que se muestra en los comentarios de este tipo de publicaciones: en un país donde cada bimestre desde hace un año y medio se rompen récords de violencia, noticias como ésta son verosímiles, más aun cuando se señala la inacción de las autoridades locales.

La gran mayoría comparte estas publicación con buenas intenciones, nadie quiere que le ocurra algo terrible a las personas que conoces y que quieres, menos aún a sus hijas e hijos. Sin embargo, el miedo que provocan no sólo afecta la vida cotidiana de todos, sino que incluso podría entorpecer investigaciones activas en casos que sí son reales.

Nadie está diciendo que no ocurran el tráfico de órganos o el secuestro infantil, sino que específicamente como lo advierten estas publicaciones no existe.

¿Las fake news no hacen daño? En India van 12 muertos por las que se envían por Whatsapp

Recuerda que, tal como lo aprendimos hace casi ya un año durante la emergencia tras el sismo del 19 de septiembre, la información falsa sí afecta  y no ayuda a nadie a estar más seguro. Verifica la información que recibes antes de darle más visibilidad.

También necesitamos cuidarnos entre todos de las fake news.

Por: Redacción PA.