La mitad de los niños ven normal discriminar a sus compañeros morenos, discapacitados o indígenas

¿Quién es responsable de la formación de un infante? ¿Quién debe responder cuando un niño extrae desde temprano lo peor de una sociedad? Nos guste o no, toda la comunidad participa de la educación de un solo individuo. Ese es un hecho que debemos tomar en cuenta ante un dato: el 56% de los niños mexicanos ve normal discriminar a sus compañeros particularmente por ser morenos, discapacitados o indígenas.

Este terrible dato estadístico es parte de los resultados de la encuesta realizada por el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

En la encuesta participaron 27,640 menores de toda la República Mexicana, de los cuales el 45% fueron niños y el 55% niñas. Según el 40% de los niños encuestados, son los chicos de tez morena los que sufren mayor discriminación, seguidos de los niños con discapacidad y los niños indígenas, con un 24% y 16% respectivamente.

Probablemente lo más triste de la encuesta es que los niños admiten que el lugar donde ven o sufren de mayor discriminación es el salón de clases.

En al encuesta realizada entre abril y mayo de este año, el 45% de los niños dijo que la discriminación hacia otros niños con discapacidad se debe a que no les han enseñado a convivir con ellos. (Vía: Animal Político)

El estudio concluye que las políticas no inclusivas y la poca socialización subrayan la discriminación.

Vale la pena recordar que, según la Encuesta Nacional sobre la Discriminación 2010, el 44% de los mexicanos no permitirían que en su casa vivieran homosexuales y el 24% no permitiría que en su casa viviera alguien de otra raza.

Por otro lado, donde es más visible la comunidad LGBT es en las áreas educativas y laborales, lo que orilla al desempleo y la deserción escolar: la discriminación repercute directamente en cuánto ganarán y hasta dónde habrán llegado en sus estudios. 

Eso sugiere que los niños que hoy sufren discriminación en las aulas, mañana podrían ganar menos, por una menor cantidad de años de escolaridad y preparación. (Vía: Animal Político)