Congreso de Nayarit inicia juicio político contra exgobernador priísta, Roberto Sandoval

El Congreso de Nayarit aceptó, finalmente, abrir un juicio político contra el exgobernador priísta de la entidad, Roberto Sandoval Castañeda por presunta desviación y manejo indebido de recursos públicos, enriquecimiento ilícito, encubrimiento y cohecho.

El juicio político se extiende, también, contra varios colaboradores del exmandatario y cuatro magistrados en funciones del Tribunal de Justicia Administrativa de Nayarit: Catalina Ruiz Ruiz, Raymundo García Chávez y Jesús Ramírez de la Torre.

Desde el 2017, cuando el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DoJ, por sus siglas en inglés) anunció una investigación contra el entonces fiscal general de Nayarit, Édgar Veytia Cambero, por tráfico de drogas y conspiración, las miradas de todos se fijaron en Sandoval, principalmente porque el DoJ canceló la visa de Sandoval, ya que su nombre formaba parte de la investigación contra Veytia. (Vía: Sin Embargo)

Ranchero, dueño de caballos que cuestan más de lo que ganas en diez años y sin ningún empacho en presumirlo a través de revistas y videos que él mismo compartía en redes sociales, parecía sólo cuestión de tiempo para que la Procuraduría General de la República (PGR) iniciara una investigación en su contra. Y lo hizo: con un total de nueve investigaciones. También la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) hizo lo propio, ligando el nombre de Sandoval a su investigación contra César Duarte.

En Nayarit no hay fuero político, fue removido el año pasado, por lo que estos juicios políticos no siguen el camino que ya vimos con el intento de desafuero de Andrés Manuel López Obrador en el 2012. Este juicio no meterá a la cárcel a Sandoval, aunque quizá (y sólo quizá) abre los caminos para que el estado recupere al menos una parte del dinero presuntamente desviado por el exgobernador: la nada despreciable cantidad de 2 mil 700 millones de pesos. (Vía: El Universal)

Las comisiones de Justicia y Derechos Humanos logró que la diputación local aprobara comenzar el juicio. Sin embargo, pareciera que no hay prisa alguna en declarar alguna sentencia: el congreso tiene un año para investigar, debatir y, finalmente, tomar una resolución respecto al caso. (Vía: Aristegui Noticias)

Mientras, nadie sabe dónde está Sandoval. Entre que la PGR se decidía a acusarlo o no, entre que el Congreso nayarita definía o no un juicio político, él desde septiembre pasado tomó un avión privado desde Tepic a sepa dónde… por lo menos sabemos que no irá a Estados Unidos, como su compadre Duarte

ANUNCIO