“Narcoalcalde” impone su ley en un municipio de Durango

En Durango, en el municipio de Canelas, situado en la cumbres de la Sierra Madre Occidental, el alcalde Santiago Cháidez Jiménez, de extracción panista, es acusado de dirigir a un grupo de sicarios que levanta, desaparece y mata a quien se niega pagar “cuota” o si no son afines a sus intereses políticos y los del narcotraficante conocido como Ismael “El Mayo” Zambada.

A solo dos días de ocupar el puesto de alcalde, que fue el 31 de agosto del 2013, la Fiscalía Estatal recibió la primera de las múltiples denuncias que pesan sobre el alcalde Cháidez Jiménez, quien entre otras cosas es señalado como líder de una célula del Cartel del Pacifico en Durango y haber estado bajo las órdenes de los capos Felipe Cabrera Sarabia, “El Señor de la Sierra”; José Luis Cabrera Sarabia “El Arqui” y Alejandro Cabrera Sarabia.

Desde 2007, el municipio de Canelas atrae las miradas de la atención mediática por haber sido el lugar donde afloró la relación entre Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y Emma Coronel Aispuro. Coronel Aispuro era sobrina de Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, quien hasta su muerte, en julio de 2010, controló el municipio de Canelas para el Cártel de Sinaloa.

En tiempos de “Nacho” Coronel, el municipio de Canelas nunca tuvo los niveles de violencia que se ha producido durante los 2 años de administración del alcalde Santiago Cháidez.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por: Redacción PA.