¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Migrantes avanzan por Centroamérica a México pese a cuarentenas

Debido a las condiciones en las que viajan, quedan expuestos a la pandemia del coronavirus
El río Suchiate es un punto de acceso a México desde Guatemala. Imagen: Plumas Atómicas

El Río Suchiate sigue siendo un punto de acceso para los miles de migrantes que entran a México de manera irregular pese a que Guatemala cerró su frontera desde hace semanas por el coronavirus.

También te recomendamos: Coronavirus: Mexicanos bloquean paso en la frontera a estadounidenses por Covid-19

Esto no es exclusivo de la frontera sur de México, donde llegan migrantes de Honduras, El Salvador e incluso Asia y África. Pasa a lo largo de todo Centroamérica donde se han aplicado cuarentenas. Nicaragua es el único país que no ha declarado la medida.

En países como Panamá y Costa Rica, la gente no puede salir de casa a menos que sea para comprar comida y medicinas. Además, se han restringido los vuelos internacionales y los comercios han sido cerrados. Honduras cerró sus fronteras a mediados de marzo.

Río Suchiate. Imagen: Plumas Atómicas

El Salvador tiene medidas similares a las de Panamá. Pero el primer caso del coronavirus registrado ahí fue de una persona que ingresó de manera irregular.

En Costa Rica, las medidas para contener domésticamente al COVID-19 van más allá de sus ciudadanos.

El país ha implementado operativos en su frontera con Panamá y Nicaragua en la cual participan todas las policías del país. Se redujo flujo, pero no por completo, de acuerdo con autoridades costarricenses.

No es la única nación. Guatemala, país que no permite la circulación de gente en vía pública después de las 4 de la tarde, sólo permite el acceso a extranjeros que sean diplomáticos y casos de emergencia determinados por autoridades.

Imagen: Conexión Migrante

Sin embargo, las medidas de Guatemala chocan con las de sus vecinos: Nicaragua y México. Nicaragua mantiene sus fronteras abiertas y el gobierno de López Obrador sólo restringió algunos accesos en la frontera norte.

La vigilancia en el Río Suchiate, la división entre Chiapas y Guatemala, permanece como hace meses: la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración vigilan la frontera, pero no hay ningún operativo de contingencia ante el COVID-19. Únicamente aplican revisiones sanitarias en las estaciones migratorias donde llevan a los detenidos por entrar irregularmente.

Migrantes en el Centro Migratorio Siglo XXI. Imagen: Plumas Atómicas

Vulnerabilidad al COVID-19

De acuerdo con Samuel Almeida, jefe de Misión para Centroamérica de Médicos Sin Fronteras (MSF), hay riesgos sanitarios por romper la cuarentena dependiendo de las condiciones en las que avanzan, ya sea por su transporte, las condiciones del mismo y el acceso a lavado de manos.

No se ha confirmado ningún contagio por migración irregular en los territorios de la región.

El problema, dice Almeida, es que los migrantes, quienes huyen de situaciones difíciles, no tienen acceso a la salud, ni a comida ni agua potable. Viven de donaciones. Esto los hace más vulnerables.

Vía: BBC