México habría ofrecido militarizar frontera sur a cambio de eliminar aranceles

No hubo acuerdo, pero la petición de Trump pone en riesgo la vida de miles de migrantes
Ebrard y Trump negocian situación arancelaria. Imagen: Notimex

Tras las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a México sobre la imposición de aranceles a productos de nuestro país, el mandatario Andrés Manuel López Obrador mandó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, a un encuentro en Washington para que tratara de evitar que las amenazas se llevaran a cabo.

Contrario a lo esperado, al parecer hubo más temas que se tocaron y el gobierno de México sólo logró que Trump considere retrasar su plan de aumento arancelario pero, para ello, pidió a la nación hacer algo respecto a los migrantes.

Al no conseguir una solución efectiva, según reporta el Washington Post, el gobierno de México, representado por Ebrard, presuntamente ofreció desplegar en la frontera sur cerca de 6,000 elementos de la Guardia Nacional para frenar el paso de migrantes.

Sin embargo, el portavoz de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, ha negado que esto sea cierto a través de un tuit.

Roberto Velasco, portavoz de la SRE, niega que ofrecimiento a EU sea cierto. Imagen: Twitter

Y mientras el tema parece estar polarizado, las reacciones no se han hecho esperar, pues aunque la negociación sobre la imposición de aranceles a productos mexicanos está en espera, ahora la conversación gira en torno a la situación de los migrantes y la posición que México tomará si acepta la petición de Trump.

Si nuestro país cediera a esta política migratoria, le estaría dando a Estados Unidos la oportunidad de deportar a los de América Central que piden asilo y a su vez, estaría incurriendo en la violación de derechos humanos.

Estados Unidos pide a México regular situación migratoria. Imagen: Especial

La pregunta es, ¿de verdad se van a negociar los aranceles a costa de los migrantes? ¿qué otra forma habría de solucionar este problema entre ambas naciones?.

El gobierno a través de varias secretarias ha detenido a activistas de derechos humanos y ha congelado cuentas de organizaciones que presuntamente coordinan y organizan las caravanas que atraviesan el país. Esta medida contrasta con el discurso de AMLO que habla de defender y ampliar derechos migrantes en México.

Pero eso no es todo, México también se vería implicado en un error grave si decide concederle a Trump esta victoria política en la que juega a que nuestro país, que al parecer es su peor enemigo, sucumbe a poner en riesgo a miles de migrantes, declarándose “tercer país seguro”  por evitar los aranceles o no encontrar otra estrategia de negociación con el país vecino.

Eso sin mencionar que esto podría ayudar a la imagen de Trump en su campaña de reelección, en la que pareciera que pretende mostrar que nadie está por encima de Estados Unidos y sus políticas.