¿Los humanos vivían en una cueva en México durante la última glaciación?

Descubrieron presencia humana de hace 30 mil años
(Imagen: Devlin A. Gandy vía St John's College)

El sitio conocido como la cueva de Chiquihuite, en Zacatecas, México,  puede contener evidencia de ocupación humana que ubica a las personas en América del Norte hace unos 30 mil años, aproximadamente el doble de lo que estiman la mayoría de los estimados actuales de cuándo llegaron los primeros humanos al continente. Esto es un hallazgo que cambia todo lo que creíamos.

También te recomendamos: El derretimiento del hielo revela un paso vikingo perdido durante mil años

Según un artículo, publicado en la revista Nature, la cuestión de cuándo la gente llegó por primera vez a América se ha debatido durante más de un siglo. Durante gran parte de ese tiempo, la teoría reinante puso la llegada hace unos 13 mil 500 años. Pero los arqueólogos ahora están explorando sitios que siguen retrasando la fecha, incluidos algunos que informaron haber encontrado signos de presencia humana más allá de 30 mil años atrás. La evidencia que respalda esas afirmaciones es muy controvertida, y este último descubrimiento ya suscita más controversia.

(Imagen: Devlin A. Gandy vía St John’s College)

Excavando el piso inclinado de la cueva a una profundidad de aproximadamente tres metros, el director de excavación y el autor principal del artículo, Ciprian Ardelean, un arqueólogo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, y sus colegas investigadores han desenterrado miles de piedras que identificaron como cuchillas, puntos de proyectil, y escamas producidas por el proceso de fabricación de herramientas. Lo que dicen son implementos y escamas de un tipo de piedra caliza que no se ha encontrado en la cueva de Chiquihuite y se cree que fue llevada ahí por sus habitantes.

Los expertos en dataciponde la Universidad de Oxford, la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW por su siglas en inglés) y en otros lugares determinaron cuándo las rocas habían sido expuestas por última vez a la luz y datadas por radiocarbono con más de 50 muestras de huesos de animales y carbón encontrados cerca de las herramientas. Los artefactos se depositaron a partir de hace 26 mil años y se acumularon en el piso de la cueva durante los siguientes 16 mil años. Los autores sostienen que se suma a una presencia humana continua, con personas que visitaron regularmente la cueva durante milenios.

(Imagen: Ciprian Ardelean vía St John’s College)

Pero el equipo no encontró ADN humano ni huesos cortados por manos humanas. Tampoco descubrieron un hogar central, por lo que no pueden estar seguros de si los pedazos de madera quemada analizados para las fechas de radiocarbono son de incendios forestales arrastrados por el viento o fogatas causadas por el hombre. “La evidencia es lo que es la evidencia”, dice la miembro del equipo Lorena Becerra-Valdivia, experta en datación por radiocarbono en la UNSW. “Estamos bastante seguros de que las herramientas de piedra son, de hecho, herramientas de piedra”. (Vía: Nature)

Y Ardelean dice que la cueva de Chiquihuite tiene más secretos que revelar: “Este no es un descubrimiento accidental. Hay más pruebas por venir.” (Vía: Nature)

Con información de Nature