Marina falsificó detención de ‘El Contador’, por lo que es puesto en libertad

Un juez federal ordenó la liberación de José Alfredo Cárdenas Martínez, señalado por la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) como el  presunto líder del Cártel del Golfo, luego de que se comprobara que la Secretaría de Marina falseara su proceso de detención.

Marina miente al detener a presunto líder del Cártel del Golfo

La defensa de Cárdenas Martínez presentó ante el juez de Distrito videos que demostraban que los elementos de la Marina Armada de México que lo detuvieron mintieron en su reporte de la aprehensión, por lo que, de acuerdo al nuevo Sistema Penal Acusatorio (que… pues ya no tiene mucho de nuevo, tras dos años de estar en operación), no le quedó otra al juez más que calificar la detención como ilegal. (Vía: Aristegui Noticias)

La versión de la Marina y de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) dice que elementos de la Marina “le marcaron el alto” a una camioneta Tahoe que viajaba a exceso de velocidad la madrugada del 19 de febrero en Matamoros, Tamaulipas. Tras ello, supuestamente se dieron cuenta de que el conductor tenía dentro del vehículo armas de alto calibre, por lo que lo siguieron hasta su domicilio, donde se dio la detención. (Vía: Proceso)

Como ladrones primerizos, los marinos no se detuvieron a ver si había cámaras que desmintieran su versión… y sí hubo.

La defensa presentó los videos de las cámaras de seguridad del domicilio de “El Contador”: en ellas resulta evidente que llegaron a su casa sin orden de cateo o detención, que sacaron la camioneta de ahí (por lo que, también, desmiente la versión de la detención por una infracción de tránsito) y, como cereza del pastel, a los marinos queriendo manipular las cámaras (ya muy tarde) para no ser registrados en video. (Vía: La Jornada)

Cuando la Marina anunció la detención de Cárdenas Martínez, dijo que se logró luego de una ‘denuncia ciudadana’:

Esta acción se efectuó al tener conocimiento de la ubicación de un domicilio, donde se encontraba un grupo de personas armadas, quienes presuntamente eran integrantes de la delincuencia organizada con influencia en dicho estado” (Vía: Animal Político)

Este caso no es el primero en el que elementos de las fuerzas armadas se han visto involucradas en la falsificación de las circunstancias de detención de presuntos capos y delincuentes. Y no, tampoco será la última.

Por: Redacción PA.