¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Los indígenas en México están sumidos en la pobreza

El estado de indefensión de millones de mexicanos no se ha visto contrarrestado por las instituciones que deberían estar haciendo algo al respecto. Sigue existiendo una brecha alarmante en los aspectos de salud, educación y vivienda.

Hoy se celebra el Día Mundial de las Poblaciones Indígenas, a pesar de que se hay muchas organizaciones que hoy en día luchan por defender el respeto a las culturas indígenas y a sus derechos humanos, la gran mayoría de los indígenas en México se encuentran en situación de pobreza.

De acuerdo con el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), el 15% de la población total de México es indígena, es decir, 18 millones de personas. A pesar del discurso oficial sobre los avances en la inclusión y la defensa de los derechos humanos de estos grupos, la realidad es distinta: los indígenas son discriminados debido a su fenotipo, vestimenta, idiomas y costumbres. 

Guillermo De la Peña, académico del CIESAS, afirmó que actualmente 80% de la población indígena mexicana vive en condiciones de pobreza, de los cuales  30% padece la pobreza extrema.

Asimismo, el investigador hizo hincapié en que los indígenas son uno de los grupos cuyos derechos humanos son constantemente violados en nuestro país y sus derechos constitucionales también son, con frecuencia, ignorados. De la Peña explica que esta problemática tiene un origen histórico que no ha sido resuelto:

“La noción de ciudadanía se siguió vinculando a las identidades individuales y el gobierno fomentó la idea de que el mestizaje, la mezcla de razas y culturas, representaba la verdadera identidad nacional; es decir, los indígenas tendrían que convertirse en mestizos para ser verdaderos mexicanos”, señaló el académico (Vía Aristegui Noticias).

Siete de cada diez indígenas en México viven en situación de pobreza. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 57.7% de los hombres y el 45.3% de las mujeres indígenas, ni cuentan con ningún servicio de salud, mientras que el resto está afiliado al Seguro Popular.

El estado de indefensión de millones de mexicanos no se ha visto contrarrestado por las instituciones que deberían estar haciendo algo al respecto. Sigue existiendo una brecha alarmante en aspectos básicos como salud, educación y vivienda. ¿Qué nos corresponde hacer para cambiar esta realidad?