Lo que le espera a El Chapo en Estados Unidos

La defensa del Chapo tiene treinta días hábiles desde la declaración de su proceso de extradición a Estados Unidos para presentar un amparo.

El viernes pasado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) anunció que Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, será extraditado a Estados Unidos (como aquí te contamos), país que pidió el traslado del narcotraficante para que enfrente juicios en 6 entidades estadounidenses.

El abogado de El Chapo, José Refugio Rodríguez dice que se están comenzando a hacer gestiones para que su cliente pueda llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses.

Recordemos que fue el mismo Rodríguez el que hace unas semanas dijo que la extradición de Guzmán era una posibilidad remota y que iniciaría un proceso de amparo para que el capo permaneciera en territorio mexicano (como aquí te contamos).

De hecho, el abogado habló de poner una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) porque, según él, se estaban violando los derechos humanos de Guzmán al enfrentar un proceso de extradición “irregular”. No obstante, ahora afirma que si los abogados de El Chapo en EEUU llegan a un arreglo, éste aprobará su propia extradición.

De acuerdo con lo que declaró Refugio Rodríguez en una entrevista con Ciro Gómez Leyva, en caso de que El Chapo llegue a un acuerdo con autoridades estadounidenses, pues éste “no peleará contra la justicia norteamericana”, las posibilidades son las siguientes:

“Una verdad histórica que es reconocer su culpabilidad en los cargos que se le imputan en EEUU. Hay otra que se colabore con la justicia declarando en contra de terceras personas y hay una tercera que se maneja en actividades encubiertas” (Vía Radio Fórmula).

Hasta ahora, El Chapo será procesado ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, acciones contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero, y ante la Corte de Distrito estadounidense para el Distrito Sur de California, por asociación delictuosa, importación de estupefacientes y posesión y distribución de cocaína.

Según un artículo de Milenio los primeros en testificar contra El Chapo serán los gemelos Pedro y Margarito Flores, quienes solían controlar la distribución y venta de heroína y cocaína en Chicago.

Ambos hermanos se vieron en un fuerte entredicho cuando sus proveedores (por un lado Guzmán Loera y por otro, Jesús Beltrán Leyva) iniciaban una sangrienta pelea por territorio. Tanto El Chapo como Beltrán les pusieron un ultimátum para elegir un bando, sin embargo, la decisión que tomaran terminaría enemistándolos con uno de los dos capos.

La situación, que claramente ponía en peligro la vida de los hermanos Flores, hizo que optaran por entregarse. Así, tanto Pedro como Margarita comenzaron a cooperar con la DEA.

La defensa de Guzmán Loera tiene treinta días hábiles desde la declaración de su proceso de extradición para presentar un amparo. Si el resultado resulta desfavorable para Rodríguez, entonces puede pedirse todavía una revisión del fallo. Estamos hablando de un proceso burocrático que podría llevar meses. Si es que se falla improcedente el amparo, la Secretaría de Gobernación deberá anunciar la extradición públicamente.