La PGJ desalojó predio invadido en la colonia Condesa

De acuerdo con los reportes, luego de varias denuncias de vecinos, el operativo se realizó en un edifico de tres niveles marcado con el número 261 de Benjamín Hill.
Condesa

Agentes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) catearon un edificio que durante años había mantenido tomado la Asamblea de Barrios en la esquina de Altata y Benjamín Hill, colonia Condesa.

Aproximadamente unos 50 elementos de la Policía de Investigación y 20 del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI), ingresaron al edificio por la fuerza al inmueble donde encontraron un túnel que llevaba a un predio contiguo el cual también esta ocupado por la Asamblea.

En el interior del túnel se encontraron compartimentos en donde había cohetones, documentación, así como una lista en donde se especificaban los requisitos para transportar mercancía vía marítima.

De acuerdo con los reportes, luego de varias denuncias de vecinos, el operativo se realizó en un edifico de tres niveles marcado con el número 261 de Benjamín Hill.

En el inmueble también se halló la imagen de la Santa Muerte y varios altares así como llantas, rines, escaleras, motocicletas, camas, ropa, utensilios de cocina, perros, artículos personales y cajas, entre otros objetos.

La zona, a su vez, fue acordonada y resguardada por la policía durante el operativo. La dependencia por su parte informó que no hubo detención de personas.

La PGJ también expresó que en este edificio habitaban miembros de la Unión Tepito, por lo que se dieron a la tarea de buscar armas y drogas. La orden de cateo por despojo fue emitida por un juez debido a la presunta comisión de delitos al interior del predio.

El edificio, en el que habitaban personas ajenas tanto a la Asamblea como a la Unión Tepito, quedó asegurado, por lo que los inquilinos no podrán regresar a sus departamentos.

Cabe recordar que este predio fue tomado por alrededor de 50 miembros de la Asamblea de Barrios hace años. Vecinos habían acusado que la Policía no hacía nada al respecto, pese a que los ocupantes se adueñaron además de la vía pública y al parecer se vendía droga. Sobre el edificio, sus habitantes habían instalado mantas con las leyendas “Mancera amarra a tus perros” y “SSP son unos asesinos”.

En este mismo edificio, el 15 de diciembre 2015, dos sujetos que transportaban drogas desde Álvaro Obregón llegaron al lugar, custodiados por una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública.

Sin embargo, afuera del edificio se desató una balacera que hirió a un hombre, quien después murió, y otros “dealers” ingresaron al inmueble. En este mismo edificio habitaban el sujeto fallecido y su primo, quien fue detenido y encarcelado por posesión de drogas.