La DEA facilitará estudios sobre el uso médico de la marihuana

La DEA recordó que la marihuana es un substancia controlada por la presencia del ingrediente psicoactivo tetrahydrocannabinol (THC).
marihuana

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), ha facilitado los requerimientos regulatorios para estudios clínicos sobre las posibles aplicaciones en el rango medicinal del extracto de la planta de marihuana, conocido como cannabidiol (CBD).

“Estas modificaciones reestructurarán el proceso de investigación sobre el posible valor medicinal de CBD y ayudarán a fomentar los actuales estudios científicos”, señaló la Agencia en un comunicado.

Las regulaciones federales necesitan tener un registro de la DEA a los investigadores que realizan pruebas clínicas de nuevos fármacos bajo los lineamientos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Y mientras la FDA aprueba el uso medicinal de fármacos en Estados Unidos, la DEA regula el manejo de todas las sustancias controladas, incluyendo también aquellas que se usan para realizar pruebas clínicas.

El registro en la DEA permitía sólo la posesión de un monto aprobado de cannabidiol para realizar los estudios. Pero si los investigadores aumentaban el alcance de tales investigaciones, el procedimiento burocrático para obtener la autorización de una mayor cantidad de la sustancia, retardaba el trabajo de los científicos.

Dichos cambios posibilitarán a los investigadores modificar el protocolo de investigación sin interrupciones, detalló la DEA. A su vez, recordó que la marihuana es un substancia controlada por la presencia del ingrediente psicoactivo tetrahydrocannabinol (THC). Ademas, apuntó el “gran interés” por estudiar las aplicaciones médicas del cannabidiol porque contiene menos de uno por ciento de THC y ha mostrado tener un “potencial valor medicinal”.