La CNDH emitió recomendación dos gobernadores por violencia obstétrica

La CNDH hizo énfasis en que encontró los elementos suficientes para acreditar que las omisiones cometidas por los servidores públicos de ambos hospitales.
CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha emitido una recomendación que fue dirigida a los gobernadores de los estados de Chiapas y Tabasco, Manuel Velasco Coello y Arturo Núñez Jiménez, por el caso de violencia obstétrica en agravio de una mujer de 36 años de edad y la muerte de su hija. Tales hechos sucedieron en los hospitales General de Palenque, Chiapas, y el Regional de Alta Especialidad de la Mujer, de Villahermosa, Tabasco, ambos dependientes de la Secretaría de Salud (SSA), de cada estado.

A través de un comunicado, la CNDH hizo énfasis, tras concluir su investigación, en que encontró los elementos suficientes para acreditar que las acciones y omisiones cometidas por los servidores públicos de ambos hospitales, los cuales causaron daños a los derechos humanos de la mujer mencionada, quien es procedente de la comunidad indígena de Nahá Ocosingo, comunidad ubicada en la Selva Lacandona.

Por tal motivo, la Comisión solicitó que ambos gobernadores realicen de manera coordinada, el reparo del agravio ocasionado a los padres por la pérdida de su vástago, que incluyan el pago de una indemnización o compensación económica y se les brinde toda la atención médica y psicológica. También se solicitó la adaptación de una serie de medidas para que el Hospital General de Palenque cuente con médicos ginecólogos necesarios, para que se pueda atender las urgencias obstétricas que se presenten en las guardias nocturnas y se cumpla con los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento.

En el caso del Hospital Regional de Tabasco, se ha recomendado que se garantice que en todo momento estén supervisados los médicos residentes y que los médicos internos de pregrado no sean expuestos a actividades sin asesoría alguna y supervisión. La Comisión sumó a sus recomendaciones el hecho de que ambas entidades elaboren planes de capacitación en los nosocomios de los servicios de salud, en particular en los hospitales mencionados, y la formación en materia de derechos humanos de las mujeres, con perspectiva de género, así como derechos reproductivos y a una vida sin violencia obstétrica.