Juez de España archivó caso penal contra Humberto Moreira

Juez dice que las "empresas fantasma" que presuntamente se constituyeron para los delitos que se le impugnaron, ninguna se creó en España.
España

La Audiencia Nacional de España acordó el sobreseimiento provisional (suspensión por parte de un juez o de un tribunal de un procedimiento judicial, por falta de pruebas o por otra causa) de la causa abierta al ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira Valdés, al considerar que no está debidamente justificada la consumación de los delitos que motivaron su detención.

El juez Santiago Pedraz Gómez adoptó esta decisión al entender que la justicia española no es competente para investigar posibles delitos cometidos en México y los Estados Unidos. Pedraz Gómez tampoco observó base alguna, pese a las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción española, para apreciar que Moreira Valdés fuera integrante de una organización criminal, pues el informe de la policía “simplemente se basa en informaciones suministradas por Estados Unidos”.

En su resolución, el juez español dijo que la Fiscalía Anticorrupción pretendía determinar el origen del dinero con el que se constituyeron, “que presume procedente de actividades ilícitas”. Por lo tanto Gomez Pedraz entendió que esas supuestas actividades ilícitas se cometieron en cualquier caso en México y los Estados Unidos, y que las “empresas fantasma” que presuntamente se constituyeron para los delitos que se le impugnaron, ninguna se creó en España.

El magistrado español no observó que se haya cometido lavado de dinero en el país ibérico, porque las transferencias de dinero a las cuentas en territorio español están todas documentadas y “se trata de dinero que Moreira tiene en México” y que transfirió de manera ordinaria, “sin que pueda calificarse de desproporcionado”.

“Se pretende investigar un presunto delito de blanqueo cometido en México por extranjeros, acaecido antes de 2007 y 2005 (fecha de creación de las sociedades) lo cual no es factible, pues la jurisdicción española no sería competente”, reitera la resolución.

El pasado 2 de febrero, Pedraz  Gómez levantó las medidas cautelares que impuso a Moreira, quien recogió en la Audiencia Nacional su pasaporte y salió de territorio español rumbo a la Ciudad de México, donde arribó la noche del pasado 3 de febrero. Cabe destacar que a su llegada a México, Humberto Moreira fue recibido entre gritos de “ratero” y porras de apoyo. El exgobernador tuvo oportunidad para decirle a medios de comunicación que “estoy muy contento, tranquilo y en paz” y culpó a las autoridades españolas de haberle causado un daño que “ha manchado mi honor”.