Jiménez Espriú y Torruco se contradicen sobre vuelos y aeropuertos

La tarde de ayer, 6 de diciembre, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, declaró a medios que habría cambios en el uso de los aeropuertos: el actual aeropuerto de la CDMX sería exclusivamente para vuelos nacionales, mientras que aeropuerto de Santa Lucía, cuando se concluya, sería para vuelos internacionales. No pasaron ni unas horas y un susto para que Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, corrigiera la plana completa de Torruco.

El gobierno entrante sigue tratando de encontrar la forma de homogenizar su comunicación y las decisiones profundas que comenzaron a hacerse desde el periodo de transición. Errores como el de ayer, parece ser, muestran que todavía no encuentran el camino.

En su primera conferencia de prensa como titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco Marqués declaró que “ya había sido tomada la decisión” (sin aclarar quién, cómo o cuándo se tomara) de que el actual Aeropuerto Internacional de la CDMX se reservaría exclusivamente a vuelos nacionales, mientras que el de Santa Lucía, una vez terminado, sería para internacionales:

Ya se decidió, va a ser Santa Lucía el internacional, el de la Ciudad de México el nacional, va a haber un gran proyecto aeroportuario metropolitano con el de Toluca, como lo hacen todos los países del mundo sin cerrar sus aeropuertos”, indicó. (Vía: Animal Político)

La cosa es que… al parecer esa “decisión” sólo ocurrió dentro de la Secretaría de Turismo, porque Javier Jiménez Espriú tuvo que salir a todos los medios para decir que no, no era cierto: en ambos aeropuertos habrá vuelos nacionales e internacionales. (Vía: El Universal)

Ya hoy en la mañana, Torruco Marqués ya salió a decir que “perdón”, que todo fue una confusión.

Mientras que las conferencia de las mañanas de López Obrador parecen ser un ejercicio de diálogo al que ya estábamos un poco acostumbrados por el mismo formato cuando era Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, la comunicación de los elementos de su gabinete parece menos ágil y llena de contradicciones.

Al parecer, toda esta confusión se inició por alguien que dijo algo que no tenía que decir, porque, finalmente, ¿qué hace un secretario de turismo hablando de aeropuertos?

Por: Redacción PA.