Fallece Jaime Montejo, activista contra la trata de personas

Perdió la vida debido al COVID-19
(Imagen: Facebook / Jaime Montejo)

Jaime Montejo llevaba más de 25 años luchando contra la explotación sexual y los abusos de padrotes, autoridades y traficantes de mujeres y niñas. Hoy en la madrugada falleció a causa de COVID-19 en el Hospital General de la Ciudad de México. Tenía 56 años.

También te recomendamos: El feminismo indígena y la trata de personas, donde los conflictos se entrecruzan

Jaime Montejo es fundador de Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez”, una organización que trabaja desde 1993 en pro de los derechos de las trabajadoras sexuales, pero también de los migrantes y personas en situación de calle.

En los últimos días estuvo organizando, junto con su pareja Elvira Romero, un comedor comunitario para las trabajadoras sexuales que se habían quedado sin ingresos por la emergencia sanitaria. Muchas de ellas fueron sacadas de los hoteles donde vivían o de los cuartos que rentaban por no poder pagar la renta y quedaron en la calle. Por eso, Brigada Callejera también organizó la entrega de despensas entre la población vulnerable.

(Imagen: Facebook / Jaime Montejo)

Jaime detuvo su labor porque presentó síntomas de coronavirus a finales de abril, por lo que buscó atención en varios hospitales, hasta que fue aceptado la semana pasada en el Hospital General. Algunos días parecía mejorar su salud, pero hace unas horas sus pulmones no pudieron más.

Cientos de usuarios de redes y organizaciones sociales mostraron sus condolencias, entre ellos la embajada de Canadá en México y el Movimiento Migrante Mesoamericano.

Jaime también acompañó luchas como la de los campesinos de Atenco y la de pueblos indígenas por su autonomía. Además, durante años participó en varias iniciativas sociales convocadas por el EZLN.

“Jaime Montejo es un hombre de lucha y de luz. Un hombre con fuego en el corazón que dio su guerra en contra del gobierno y de qué manera. Contundente, directo, activo y con una lengua fina para matar mentiras y falsas promesas”, expresó la organización en un comunicado.

(Imagen: Twitter / Embajada de Canadá en México)

Sus restos fueron sepultados, bajo estrictas medidas sanitarias, en el panteón Los Cipreses. Debido a las recomendaciones de salud, su cuerpo fue acompañado por pocas personas, pero muchas lo despidieron a la distancia a través de una transmisión en Facebook donde expresaron el cariño que le tenían, al mismo tiempo que sonaba el himno zapatista.

Por su parte, Elvira Romero, también diagnosticada con Covid-19 se encuentra estable en su casa.

La lucha de Brigada Callejera

La organización opera varios centros comunitarios donde se les da atención primaria a la salud de trabajadoras sexuales y migrantes, pero también a indígenas y niños que han sido objeto de trata de personas, explotación sexual y otros abusos.

En esos centros realizan pruebas rápidas de detección de VIH, papanicolau y ultrasonidos, entre otros. Además de manejo de enfermedades de transmisión sexual y consultas dentales. Hace unos años Brigada Callejera lanzó virtualmente la Agencia de Noticias Independiente Noti-Calle y los proyectos Radio Talón y TV calle, para promover los derechos de las trabajadoras sexuales.

A lo largo de los años, Jaime Montejo y su pareja Elvira Romero han enfrentado a jueces, policías, autoridades y redes de trata de personas, para buscar que los grupos vulnerables tengan acceso a la justicia. Por esa labor han sido agredidos, demandados y amenazados en varias ocasiones.

Una de las más recientes se registró en septiembre del año pasado cuando Elvira Romero fue amenazada de muerte por una mujer en la Zona Galáctica, una especie de zona de tolerancia para ejercer la prostitución administrada por el gobierno de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

El trabajo de Brigada Callejera también ha sido reconocido en múltiples ocasiones. Han ganado distintos reconocimientos como el Premio Ciudad de México en 2017 y su trabajo ha servido en varios diagnósticos sobre los derechos humanos en México realizados por la ONU.

Pero quizá uno de los mayores triunfos de Brigada Callejera es haber logrado —después de 2 años de lucha social y jurídica— el reconocimiento de la trabajadoras sexuales de la vía pública, como trabajadoras no asalariadas por parte de las autoridades capitalinas en 2014.

En la sentencia que motiva ese reconocimiento, también se establecen las bases para combatir la trata de personas atendiendo las causas estructurales que la generan.

(Imagen: Facebook / Jaime Montejo)

En el comunicado sobre la muerte de Jaime, la organización afirma: “En voz y en memoria de un compañero de lucha, Brigada Callejera sigue de pie y con fuerza para seguir adelante”.

Por Roger Vela | @roger_velav